Brody Neville es un niño australiano que a su corta edad ha descubierto lo dura que es la homofobia. Un día se dio cuenta de que a él le gustaban los chicos y con mucha naturalidad comunicó a sus amigos del colegio y del barrio que era gay.

La reacción de su entorno no fue como él esperaba. Brody pensó, como pensamos todos, que la gente que nos rodea nos quiere por ser quienes somos, no por nuestra orientación sexual, pero se equivocó.

Lee también: Un niño torturado y asesinado porque sus padres pensaba que era gay

Y así lo descubrió su madre cuando comenzó a organizar la fiesta de cumpleaños número 12 de Brody. El chico, llorando, comunicó a su madre que no tenía a quién invitar a la fiesta porque había perdido a todos sus amigos al decir que era gay.

Solo le quedaron dos amigas que no lo rechazaron, y a una de ellas su padre no le permite quedar con Brody porque según explicó la madre «no está de acuerdo con nada LGTB».

Leah O’Donnell, la madre, le dijo a  CBC News  que en lugar de dejar que su hijo pensara que no tenía amigos, invitó a la comunidad a ayudar a celebrar su cumpleaños con una fiesta sorpresa y una barbacoa en un parque local. Y la comunidad respondió con una multitud de nuevos amigos y simpatizantes.

Lee también: Una paliza homófoba brutal a un niño de 11 años en Cartagena por ser gay

Su mensaje en Facebook explicaba la situación y agregaba: “Espero que algunos de nuestro pueblo puedan pasar para ofrecer deseos de cumpleaños y apoyo para mi dulce pequeño”, continuó O’Donnell. «Sé que realmente le vendría bien el impulso».

La sorpresa fue muy grande cuando llegaron al parque y había decenas de personas. No solo familiares y amigos, también desconocidos y drags queen. «¿Están todas estas personas aquí por el camión de los helados?» le dijo el cumpleañero al CBC. «Ese es literalmente el primer pensamiento que tuve».

«Es un poco ridículo que en 2021 un niño de 12 años no pueda ser quien es», dijo la drag queen Avanna Kedavra a CBC.

La madre agradeció en sus redes a la comunidad. “Todavía estoy abrumado por la respuesta del pueblo y sé que este es un día que nuestra familia nunca olvidará. ¡Muchas gracias a todos! »

El chico recibió mucho amor y muchos regalos. ¡Felicidades Brody! Y no te preocupes, todo mejora.