Sandy Russo y Robin Young son una pareja de lesbianas que tomaron una decisión muy poco frecuente en los años 80: formar una familia.

Si en el año 2021 la diversidad familiar aún lucha por encontrar un sitio de respeto y visibilidad en la sociedad, no podemos imaginar lo que era hace 40 años atrás, sin leyes de matrimonio igualitario, sin filiación de hijos, sin ningún tipo de reconocimiento legal, sin clínicas de fertilidad que embarazaran a lesbianas.

Lee también: Este libro fotográfico nos muestra cómo era la vida de las lesbianas libres en los 70

Por lo que Sandy Russo y Robin Young decidieron ser mamás como lo hacían muchas otras lesbianas en su época, buscando donantes de esperma. Se inseminaron en casa con el semen de dos chicos homosexuales que conocieron a través de amigos, que vivían en la otra punta del país y que no querían tener ningún tipo de responsabilidad sobre las criaturas.

Fue lo acordado y Sandy Russo y Robin Young tuvieron así a sus dos hijos, Ry y Cade. Cuando los chicos se hicieron un poco mayores preguntaron por sus donantes y sus dos mamás organizaron visitas ocasionales.

Lee también: Una pareja de lesbianas tiene hijos con sus mejores amigos gays

No contaban con que Tom Steel, un abogado de San Francisco, donante de Ry, se enamoraría de la pequeña y querría pasar más tiempo con ella. Un día le pidió permiso a la pareja para llevarse a Ry, de ese entonces 9 años, a conocer a sus padres. Ellas dijeron que no y él respondió con una demanda de paternidad.

El proceso fue muy duro, una familia que nace y se desarrolla al margen de la ley y entra en un sistema legal donde tiene mucho más peso un donante de esperma que una madre lesbiana.

Nuclear Family se llama la serie documental que nos cuenta la historia de esta familia, y al contarnos esta historia nos sitúa en el mundo lésbico de los años 80 y 90, la falta de derechos y todo lo que hemos tenido que luchar para existir.

El 26 de septiembre podrás verlo en HBO. ¡Aquí te dejamos el teaser!