Reproducción asistida y lesbianas

Luis Rodríguez Tabernero nos habla de todos los avances en medicina reproductiva para lesbianas

Hemos entrevistado al doctor Luis Rodríguez Tabernero, director médico de Vida Recoletas, especialista en reproducción asistida y maternidad lésbica. Gracias a su experiencia

¿Cuáles son los tratamientos más requeridos por mujeres lesbianas?

Los dos tratamientos más demandados por las mujeres lesbianas son la inseminación artificial con semen donado (IAD), la Fecundación in Vitro con semen donado (FIV-D) y la recepción de ovocitos de la pareja (ROPA).

La inseminación artificial es una técnica muy sencilla y menos costosa, en la que con una pequeña estimulación o incluso en ciclo natural sin necesidad de medicación, en mujeres jóvenes, con trompas permeables y con ciclos regulares, se realiza en el momento de la ovulación una inseminación (introducción de la muestra seminal capacitada en la cavidad uterina) con semen de un donante anónimo elegido en función de las características fenotípicas de la receptora.

Luis Rodríguez Tabernero, director médico de Vida Recoletas

La fecundación in Vitro con semen donado se reserva para mujeres de más edad, trompas obstruidas o con patología asociada. Consta de varias fases, una primera de estimulación ovárica en la que intentamos que crezcan el mayor número posible de folículos ováricos (donde están los óvulos) y una vez estos adquieren el tamaño adecuado, que nos indica la posible madurez del ovocito, se realiza una descarga ovulatoria con una medicación adicional y a las 36 horas de esta inyección se realiza el siguiente paso que es la punción folicular ovárica y recuperación ovocitaria.

Para ello sedamos a la paciente para que sea un procedimiento lo más agradable posible y por vía vaginal se punciona el ovario y se aspira el líquido folicular para extraer los ovocitos (óvulos). Ese líquido folicular es inspeccionado por los biólogos en el laboratorio de FIV bajo el microscopio y van recolectando todos los ovocitos extraídos. La tercera fase es la de fecundación y cultivo. Los ovocitos maduros obtenidos son fecundados con los espermatozoides del donante y se dejan en cultivo.

A las 24 horas se comprueba cuantos han fecundado y durante los siguientes días se vigila en nuestro incubador Time-Lapse, sin necesidad de sacarlos del incubador, la evolución embrionaria hasta el estadio embrionario de blastocisto (5º día), que es el momento en que el embrión implanta en el útero. En este momento se realiza el último paso que es la transferencia embrionaria. Completamente indolora, consiste en la introducción del embrión seleccionado en la cavidad uterina bajo control ecográfico. Si el proceso es exitoso a los 15 días comprobaríamos un test de gestación positivo. Si hubiese embriones sobrantes son vitrificados (congelados) para intentar conseguir otras gestaciones en el futuro o para tener otra oportunidad de lograr la gestación sin tener que repetir todo el proceso si no hubiera gestación tras la primera trasferencia.

El método ROPA es la técnica más demandada por las mujeres lesbianas, es una técnica de reproducción asistida variante de la FIV-D que hemos explicado antes, que permite a una pareja de mujeres compartir biológicamente la maternidad. Durante el proceso, a una de las mujeres se le realiza la estimulación ovárica y la punción folicular de tal forma que ella aporta los ovocitos (madre genética) que serán inseminados con el semen de un donante anónimo generando un grupo de embriones que la otra mujer recibirá mediante la transferencia embrionaria y si hay implantación participa gestando el embrión en su útero (madre gestacional).

¿Qué posibilidades tienen las mujeres lesbianas mayores de 40 años, y que no presuponen problemas de fertilidad, para embarazarse con sus propios óvulos?

El factor que más condiciona las posibilidades gestacionales de cualquier mujer es la edad. A partir de los 35 años la reserva ovárica empieza a disminuir de forma importante, a la vez que la calidad de los ovocitos (óvulos) empeora. Este empeoramiento de la calidad se traduce en que los embriones con ellos generados al ser fecundados presentan anomalías cromosómicas. Estas anomalías cromosómicas se traducen en un mayor porcentaje de embriones que no implantan, mayor tasa de aborto y mayor riesgo de tener un hijo con una anomalía cromosómica, la más frecuente el síndrome de Down. A partir de los 40 años estas alteraciones dificultan mucho la consecución de una gestación ya que a una más que probable baja reserva ovárica (que hará que la respuesta a la estimulación de la mujer sea muy pobre), se unen las altas tasas de alteraciones cromosómicas ovocitarias y embrionarias con más de un 80% de embriones cromosómicamente anómalos.

Por todo lo anterior en mujeres mayores de 40 años, aunque a priori no presenten ningún problema de fertilidad, solo por su edad el pronóstico reproductivo se empobrece. Esta es la razón por la que en los centros públicos no realizan tratamientos en mujeres de más de 40 años. La recomendación en este tipo de mujeres pasa por la individualización de cada caso y tras la valoración clínica de la mujer si presenta una buena reserva ovárica para su edad y no tiene otra patología asociada, podríamos plantearnos técnicas de reproducción asistida con gametos propios inseminación artificial (IAD) y la Fecundación in vitro con semen donado (FIV-D/ROPA) aunque deberíamos advertir del pobre pronóstico gestacional.

Para aumentar las posibilidades de éxito una opción en casos de mujeres con muy buena reserva y que van a realizar un ciclo de FIV-D o ROPA es el diagnóstico genético preimplantacional de aneuploidias embrionarias PGT-A. Consiste en la realización de un ciclo de FIV-D y una vez generados los embriones en estadio de blastocisto se les realiza una pequeña biopsia de su parte externa y se vitrifican (almacenamiento de los embriones congelados). En esa biopsia se realiza un estudio cromosómico del embrión de tal manera que solo aquellos embriones cromosómicamente normales serán posteriormente transferidos al útero de la mujer. Gracias a esta técnica si la mujer consigue disponer de algún embrión sano, la tasa de gestación con cada embrión transferido puede llegar hasta el 70%.

En caso de que no sea viable la opción anterior la recomendación terapéutica sería tratamiento con ovocitos y semen donados (Doble donación) o bien la recepción de embriones sobrantes donados por parejas que han completado su deseo reproductivo (embrioadopción)

 

¿Cómo ayudáis a elegir a las parejas que quieren hacer el método ropa a escoger quién gesta al bebé y quién aporta los óvulos?

Cuando una pareja de mujeres acude a nuestro centro solicitando ayuda para conseguir una gestación mediante el método ROPA generalmente ellas ya han decidido que papel asumirá cada una en el proceso. Si no lo hubieran decidido o no conocieran esta opción nuestra recomendación como norma general es que la más mujer más joven done sus ovocitos y que la de más edad sea la gestante, siempre dependiendo de las condiciones clínicas de cada una de ellas y buscando lo mejor para el futuro niño. Por ello antes de poder aconsejar con garantía deberemos conocer la situación médica de cada una de las mujeres, sus antecedentes personales y familiares la patología ginecológica asociada que pueda condicionar el resultado (endometriosis, miomas, reserva ovárica, etc) y tras completar el estudio y respetando la decisión de las mujeres haremos nuestra recomendación.

 

¿Podéis contarnos sobre vuestras tasas de éxito consiguiendo embarazo?

Podemos decir que los resultados de éxito en VidaRecoletas están al nivel de los centros de Medicina Reproductiva más importantes del mundo. Realizamos todas las técnicas punteras y disponemos de la tecnología más innovadora para ofrecerla a la población de Castilla y León lo que nos permite ofrecer en Valladolid un centro de referencia nacional para el tratamiento de los problemas de fertilidad.

Hablar de resultados es complicado y nuestra recomendación a las parejas y mujeres que acuden a nuestro centro es no dejarse engañar por tasas de gestación y éxito publicadas en muchas de las páginas de los centros de reproducción. No es que esos resultados no sean ciertos, pero hay que ser prudentes y ser capaces de entender que una tasa de éxito es una estadística y cada mujer es un caso con sus condiciones particulares (edad, patología, reserva ovárica, tratamientos previos, etc) que van a condicionar el resultado final. Si las mujeres quieren tener una orientación de la calidad de los centros pueden revisar las estadísticas oficiales de la Sociedad Española de Fertilidad auditadas por el Ministerio de Sanidad que junto a una simple visita al centro y lo más importante, conocer al Doctor que va a llevar su caso, le permitirá tomar la decisión de elegir donde realizar su tratamiento con las mayores garantías.

 

¿Cómo es en Vida Recoletas el proceso de adopción de embriones?

En los últimos años el proceso de adopción de embriones (embriones donados por parejas que ya han completado su deseo reproductivo) se ha asimilado al manejo de los donantes de gametos y requiere que la edad de la mujer donante en el momento de la generación de los embriones fuera menor de 35 años, así como actualizar serologías y estudios genéticos a ambos miembros de la pareja donante. De esta manera la seguridad biológica de esos embriones se asemeja al máximo a la conseguida con embriones logrados con doble donación (ovocitos y semen).

La decisión de elegir una u otra técnica dependerá del tiempo de espera, de la posibilidad de contar con embriones disponibles y de los deseos de la mujer lesbiana por ejemplo si solo quisiera tener un niño la embrioadopción sería ideal y si se plantearan tener más de uno y que genéticamente fueran hermanos la recomendación sería doble donación.

 

Por último, contáis con un banco de semen. ¿Cómo es el proceso para escoger a los donantes y para después adjudicar esa muestra a una pareja de mujeres?

En VidaRecoletas contamos con banco de gametos de semen y ovocitos. Todos los donantes deben cumplir las exigencias marcadas en la ley. Para ello tras una primera consulta de información y si cumplen los criterios básicos (edad en donantes de ovocitos <35 años, la ley permite la donación de semen hasta los 50 años, aunque rara vez se seleccionan donantes de más de 35 años, ausencia de enfermedades o patologías severas, etc) se programa el estudio previo con una exhaustiva revisión médica y psicológica, determinaciones serológicas y estudios genéticos (cariotipos y enfermedades recesivas más prevalentes y graves). Una vez completado el estudio y si el donante es apto se inician las recogidas seminales y posteriormente se vuelven a repetir los estudios serológicos confirmatorios.

La adjudicación del donante corresponde al centro lo que se busca es que fenotípicamente sea lo más parecido a la receptora y con un grupo sanguíneo compatible. Otra opción más avanzada para seleccionar el donante además del parecido físico y compatibilidad del grupo sanguíneo es la realización de un “matching genético” que consiste en un estudio sanguíneo que se realiza el donante y la receptora para analizar las enfermedades recesivas más importantes con la intención de que no coincidan en ninguna de ella evitando de esta forma que el niño pudiera padecerlas. En cualquier caso, es importante recordar que siempre que se tiene un hijo existen riesgos de que pueda tener un problema o patología, aunque con todos estos estudios tratamos de minimizarlos al máximo.

Cuando se trata de una pareja de mujeres la elección del donante fenotípicamente es más complicado ya que ellas pueden tener una apariencia muy distinta. Para el grupo sanguíneo en general la recomendación es que sea compatible con la mujer que recibirá el embrión y si hay matching genético se hace con la mujer que dona el ovocito.

En cualquier caso, lo que siempre buscará el equipo médico es lo mejor para las mujeres pensando tanto en el éxito reproductivo como en la salud de la mujer durante la gestación y el bienestar del futuro recién nacido.

Si quieres recibir más información puedes contactar con VidaRecoletas aquí.