Emma Watson es una actriz que ha cobrado fama mundial no solo por su talento en la gran pantalla, también por su trabajo humanitario y su compromiso con el feminismo y las iniciativas lideradas por mujeres, de ahí que sea embajadora de ONU Mujeres.

Ya nos hicimos admiradores de Emma cuando compartió en sus redes una foto suya luciendo una camiseta en la que podía leerse: «Los derechos trans son derechos humanos», justo en un momento de debate político.

VER: La primera pareja trans en tener un hijo comienza una campaña por sus derechos

Emma Watson ha estado siempre comprometida con la igualdad a gran escala, en 2016 participó en una acción por la que los machirulos la criticaron de «feminazi» en las redes. La acción era esconder libros por el metro de Londres con el fin de que quien los encontrara pudiera leerlos, llevar la cultura a todos los espacios. Uno de los libros en cuestión era «Mom & Me & Mom«, autobiografía de la escritora Maya Angelou, sobre su vida con dos mamás.

VER: Cosas que pasan cuando eres «la madre masculina»

La actriz británica ha vuelto a ocupar espacio en los periódicos a raíz de unas declaraciones en las que comparaba las relaciones homosexuales con las heterosexuales.

Emma Watson no suele dar entrevistas, pero lo ha hecho para Valerie Hudson, autora de Sex and World Peace. Dijo que sus modelos de relaciones y amor eran sin duda las relaciones de parejas lésbicas y gays.

VER: Parejas gays y lésbicas son más felices que las heterosexuales, según este estudio

“Muchas de las relaciones más sanas que he visto son entre parejas del mismo sexo porque, creo, tienen que sentarse y ponerse de acuerdo sobre cosas”, explicó Emma en la entrevista. “Están de acuerdo en cosas entre ellos en lugar de aceptar ciertos conjuntos de suposiciones y expectativas que se hacen”, expresó. En ese sentido, el aspecto que Emma más admira de las relaciones LGBT, es la forma en que se comunican, escuchan al otro sobre sus deseos y no asumen cosas, a diferencia de lo que sucede entre parejas heterosexuales donde está más implícito un “deber ser” en las relaciones.

VER: 7 parejas de famosos LGTB que nos demuestran que las relaciones pueden ser muy duraderas

“Siento que las relaciones que no necesariamente siguen los modelos tradicionales requieren más comunicación y consentimiento. Requiere una conversación real y un acuerdo sobre la delegación de tareas, trabajo y responsabilidades que tal vez no sienta que necesita o debería tener si sigue esos estereotipos tradicionales … La idea de que se supone que las relaciones son fáciles y se supone que todo debe entenderse implícitamente, y que simplemente deben entenderse, ¡es mentira! ¡Es imposible!».

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.