12 años. ¿Recuerdas como era tu vida a los 12 años? La mía bastante feliz, aunque pequeñas cosas me hacían sentir mal, problemas con alguien del colegio, la opinión que otros chicos y chicas podían tener de mi. ¡Qué importante parecía entonces! Qué importante y que lejano y poco trascendental parece ahora todo eso.

Pero en ese momento no lo sabes, ni siquiera lo sospechas. No te haces una idea de que podrás tener una vida maravillosa, que tu familia acabará superando que no seas heterosexual e incluyendo de buena gana a tu pareja en los eventos familiares, que tendrás muchos amigos gays y lesbianas, que incluso podrás casarte y tener hijos.

Lee también: Un niño sale del armario con su amigo y el resultado es sorprendente

No, no te haces una idea, porque cuando tienes 12 años el odio que recibes parece más fuerte que todo. Incluso que la preciosa vida imaginaria que puedes llegar a tener.

Por eso duele tanto Riley Hadley (en la foto de portada junto a su hermano mayor), porque con 12 años acabó con su vida de una forma terrible, ahorcándose en su habitación. Porque tenía miedo, miedo de sus agresores. Miedo de otros niños que han sido educados sin empatía ni amor.

Riley se suicidó en octubre de 2019. Pero el caso se da a conocer ahora, después de que la investigación realizada revelara que fueron años de acoso.

Lee también: Chica lesbiana trans se suicida porque no la dejan ir con falta al colegio

Riley, que vivía en Devon, Inglaterra, se cuestionó su sexualidad y se dio cuenta de que le gustaban los chicos. Su madre le dijo que todo estaba bien, pero que no se preocupara por eso porque aún era un niño. Pero a niños de su escuela no les parecía bien. Le hicieron la vida imposible, lo acosaban y le decían que se cortara las venas para hacerle un favor a todo el mundo. 

Riley no dormía, tenía ansiedad. Su madre decidió sacarlo del colegio  y educarlo en casa. Así estuvo una temporada pero también tenía miedo de salir de casa, porque la investigación reveló de agresiones en un parque y una carretera, donde se encontró con sus agresores que lo empujaron y patearon en el suelo.

Lee también: «Tu sexualidad es tu elección» le dicen a un chico en el colegio poco antes de que se suicidara por acoso

En septiembre de 2019 la madre de Riley le habló de volver a la escuela, ya que ella debía retomar su trabajo. El chico lloró y ella contó a los medios que hablaron después más tranquilos del tema. Su médico de cabecera constató que el niño seguía teniendo problemas de ansiedad al respecto.

Ese mismo día Riley mandó un mensaje a un amigo diciendo que tendría que volver al colegio. Su amigo preguntó por qué pero Riley nunca lo leyó. Se quitó la vida a los pocos minutos. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.