Los talibanes cortan en pedazos el cuerpo de un chico gay para mostrar el futuro de las personas LGTB

«Gabir», seudónimo que usaremos para proteger su identidad, es un chico afgano de 26 años que hace 8 meses conoció en la universidad a un compañero del que se enamoró y con el que empezó una relación. Gabir ha contado al periódico I News el final desgarrador que ha tenido su historia de amor.

Gabir y su chico, de 24 años, tenían planes. Terminar la universidad e irse de Afganistán para poder casarse y formar una familia. El 15 de agosto estaban sentados en un restaurante de Kabul cuando sucedió lo que muchos ciudadanos temían, los talibanes tomaron la ciudad.

Lee también: En 1 de 3 países puedes ir a la cárcel por ser gay o lesbiana, y en 11 te pueden matar

El caos fue enorme. Se despidieron rápidamente y cada uno se fue a su casa ante la incertidumbre de esta nueva situación.

Desde ese momento Gabir no pudo contactar con su novio. Fallaba internet y también fallaba la conexión telefónica. “A las 5 o 6 en punto, mi hermano me dijo que algo había pasado, que ‘deberías contactar a tus amigos’. Cuando llamo a mis amigos, el teléfono de todos está apagado».

Por un amigo Gabir se enteró de lo que le sucedió a su chico. Llegaron dos autos, con talibanes adentro. Dijeron, ‘¿Dónde está su casa?’, y le pegaron tanto. Se lo llevaron, nadie sabe dónde, y luego lo mataron. Después dijeron que trajeron el cuerpo [de regreso] y cortaron su cuerpo en pedazos para mostrarle a la gente que esto es lo que hacemos con los homosexuales«.

Lee también: «Mi padre me pegaba a diario para que dejara de ser gay», la historia de un refugiado que quiere quedarse en Madrid

Al profundo dolor de Gabir se sumó el terror de una llamada que recibió días antes y que ahora parecía que se haría realidad: “Sé que eres gay, sabemos todo sobre ti, tienes tres o cuatro amigos que son gays, tienes novio. Una vez que nos establezcamos aquí en Kabul, no les dejaremos vivir. Si te encontramos, te mataremos«, le dijeron. 

Desde el asesinato de su novio, Gabir vive huyendo. Estoy 100% seguro de que voy a morir. No hay esperanza para mí»En un desgarrador mensaje al gobierno británico, Gabir agregó: “Solo quiero irme de este país. No quiero morir. No quiero que me maten y me corten en pedazos como hicieron con mi novio. Merecemos vivir… Por favor, por favor, por favor, sálvanos».

Lee también: Aterradora persecusión a afganos LGTB, aquí te contamos cómo poder ayudarlos