Ricky Martin ya no se calla. Estuvo muchos años ocultando su orientación sexual por miedo a perjudicar su carrera como cantante, pero desde que rompió el silencio ya no se calla.

Lee también: Ricky Martin y su primera foto con todos sus hijos y su marido

Hace unos días denunció que Instagram le obligó a borrar una foto besando a su hijo. «¿Cuándo una foto de un padre y un hijo va contra las norma de Instagram? Cuando a los homófobos no les gustan tu foto e Instagram la borra«, comentaba en sus redes.

Se pronunció contra el asesinato de Samuel, el joven enfermero de A Coruña que fue asesinado salvajemente por una jauría de homófobos, y también abrió su corazón para hablar del miedo que le provocó la homofobia desatada que vivió en sus redes al publicar unas fotos románticas con su marido, Jwan Yosef.

Lee también: Las emocionantes palabras después de un ataque homófobo a Ricky Martin

Y Ricky Martin vuelve a la carga. Y gracias por eso. No pedimos permiso por existir, ni permiso ni perdón. Solo pedimos respeto. Y así lo ha dejado claro con un mensaje

Tu hijo no se va a volver gay porque le hablen de diversidad en la escuela ni por ver gays en la calle. Pero, si tu hijo es gay, a lo que mejor ver gays con la misma naturalidad con la que ve heterosexuales hará que no pase una infancia de mierda e infeliz«.

«Y, por el contrario, si tu hijo es heterosexual y ve gays con la misma naturalidad que ve heterosexuales, a lo mejor no se vuelve un miserable homofóbico que piense que la diversidad es una ideología».

Lee también: El emocionante mensaje de un padre en la boda de su hijo se hace viral

Una Respuesta

  1. feminiateo

    Necesitamos que haya más celebridades que hablen tan claro como él. Estamos en un momento en el que les homófobes y machistas han perdido la vergüenza y quieren imponer sus conservadoras normas. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una nueva religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.