Noel Arce nació con VIH (aunque a lo largo de los años desarrolló anticuerpos). Sus padres biológicos eran adictos a la heroína y portaban el virus. Su madre los dio en adopción, a él y a su hermano Joey cuando eran bebés.

En esa gran situación de fragilidad se encontraban cuando apareció la que sería su familia, Louis Arce y Steven Koceja, una pareja gay que vivía en Manhattan. Fue amor a primera vista entre padres e hijos. Era 1988 y Louis y Steven se estrenaron como padres de acogida.

Lee también: Olivia, una bebé con VIH es adoptada por dos padres gays después de ser rechazada por 10 familias heterosexuales

Louis y Steven también portaban el VIH, pero Noel no recuerda que eso fuera en su primera infancia ningún problema, sus recuerdos son luminosos y llenos de amor. «Se sintió muy normal mi infancia, como si el mundo funcionara con mamá y papá, dos papás o dos mamás«, comentó en una entrevista a NBC News.

Uno de los regalos más significativos que recibió de sus padres fue la libertad. Noel cuenta que siempre fue un niño al que le gustaban las cosas que la sociedad considera «de niña», como muñecas, vestidos.

Lee también: Una pareja gay adopta a un bebé abandonado en el metro y 20 años después cuentan su historia

Yo era muy femenino. Siempre participaba en cosas de chicas y mis papás aceptaron eso en mí. Eso realmente me ayudó en mi desarrollo cuando era niño. Escucho historias de personas sobre salir del armario y ser rechazado, expulsado. Esa experiencia para la mayoría de los hombres homosexuales es muy difícil”, dijo. «Me siento muy bendecido de no haber tenido eso».

En 1993 pasaron de ser hijos de acogida a ser hijos adoptados legalmente, pero en 1994 Steve murió por complicaciones por el SIDA, y 5 días después su marido Louise. Tenían solo 32 y 47 años.

Noel y Joey, además de Ángel, otro hermano por adopción, fueron acogidos por su tía y el marido de esta.

Lee también: Una pareja gay adopta online a un adolescente que perdió a su madre en plena pandemia

Al año siguiente de la muerte de sus padres su tía les entregó vídeos que habían grabado para sus hijos antes de fallecer.

«Hay un video de ellos hablando con nosotros, explicando cuánto nos amaban», explicó Noel al sitio web. “Y hay videos que Louis hizo para cada uno de nosotros individualmente. En el video para mí, dice: ‘Noel, sé que eres gay‘. Y me da sus pensamientos y consejos sobre cómo afrontar la vida. Tengo tanta suerte de tener eso».

Noel compartió en The Aids Memorial, un perfil en Instagram para rendir homenaje a las personas fallecidas por VIH, un precioso mensaje a sus padres que emocionó mucho a los seguidores de la web.

“Nunca tuvieron la oportunidad de ver a los hombres que somos hoy, pero se preocuparon mucho por nosotros y nos dieron una vida que de otra manera no hubiéramos conocido. Es increíble incluso ahora, después de todos estos años, todavía puedo sentir lo que se siente ser amado tanto».

Lee también: La cara de esta abuela con los trajes de su nieto drag queen es lo mejor que verás hoy

Desde hace 13 años Noel es drag queen. Se pregunta que hubieran pensado sus padres de eso. Sabe que lo hubieran aprobado y que eso jamás hubiera sido un problema, sus dudas más bien son «¿pensarían que soy bonita, graciosa? ¿Les hubiera gustado mi programa?»

Seguro que sí.