Tim y Darran son dos ingleses que se conocieron por internet en 2015. Era la víspera de Navidad. Cuando llegó Año Nuevo ya eran novios. Lo suyo fue amor a primera vista.

En 2017 los dos estaban muy entusiasmados con la idea de ser padres, después de repasar todas sus opciones decidieron que la adopción era lo que más se ajustaba a ellos.

VER: El hijo de una pareja gay reivindica la adopción homosexual

Este es el punto de partida para un blog en el que narran su camino hasta la paternidad, y que sin duda es de mucha ayuda para muchos otros padres que también consideran la adopción para formar una familia: Dos Poofs y un Pudding. Después de 18 meses de iniciar los trámites en Reino Unido, el pudding llegó a casa.

VER: Nacen gemelos con el mismo material genético de sus dos padres gays

En el blog de la pareja podemos encontrar cómo surgió todo, cuando fueron a la primera jornada sobre adopción con otras parejas. «Estábamos más o menos en compañía de 10 parejas, tres de las cuales eran del mismo sexo». Después de la presentación, se sentaron con un trabajador social para conversar. Hicieron preguntas, el trabajador social les hizo preguntas y los futuros papás se marcharon entusiasmados, sabiendo que estaban comenzando su viaje y habían tomado la decisión correcta para buscar a su hijo.

Como parte de la Etapa Uno, Tim y Darran tuvieron que completar un libro de trabajo de 52 páginas que examinó ampliamente sus vidas hasta ese momento. Donde habían vivido, árbol genealógico, salud, educación. Para Tim esta parte fue relativamente fácil. Para Darran, menos. Al crecer, Darran vivió muchos abandonos, una madre ausente y desinteresada, y un padre que no aceptaría su sexualidad; afortunadamente su tía y su tío lo aceptaron y han sido una influencia maravillosamente positiva en su vida «Luché por recordar algo de mi pasado, ya que lo había guardado en la parte más profunda de mi caja de memoria y era hora de abrirlo, pero tuve a Tim apoyándome, lo que realmente me ayudó «.

El libro fue un paso, después vinieron dos talleres y por último un chequeo de salud, seguridad y finanzas, donde un profesional visitaba su casa y accedía a su espacio más íntimo.

¡Pasaron todas las pruebas!

Pero eso era solo una primera etapa. Tim y Darran asistieron a un programa de preparación de 3 días. Fue durante este curso que conocieron a otras tres parejas que intentaron adoptar y todavía están en contacto hoy. Durante el curso se trataron temas como el  desarrollo, el apego, las experiencias de niños abandonados y maltratados, los hallazgos familiares, el panel de adopción, el trabajo de los padres y el aprendizaje para vivir juntos. La Etapa Dos para Tim y Darran consistió en muchos, muchos días de entrenamiento, y estar emparejados con su trabajadora social, Ann. Los papás se reunieron con Ann todas las semanas durante más de dos meses. «Realmente tenemos que conocer a Ann y ella realmente nos conoció a nosotros», dijo Darran. «Hablamos de muchas cosas y nos abrimos mucho sobre nuestro pasado y cómo queremos que sea nuestro futuro».

Ahí vino la espera, el conocer su informe de adopción, que claramente fue favorable. Ahí vino lo más emocionante, conocer a su pequeño, visitarlo durante varias semanas hasta por fin llevarlo a casa, con sus amorosos dos papás.

La historia puedes seguirla en el blog y en su Instagram, que sin duda está lleno de amor:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Today was our final day of play dates. Friday will be the start of our official transition. Check out this amazing picture from @sketchy_nelly

Una publicación compartida de Two Poofs and a Pudding (@twopoofsandapudding) el

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.