Ben Carpenter vive en Reino Unido, tiene 37 años y siempre tuvo un sueño: tener una gran familia. Pero el ser gay jugaba en contra, en el tiempo en que Ben soñaba con ser padre de muchos hijos los homosexuales no tenían los derechos que tienen ahora de adopción y de matrimonio igualitario.

Lee también: Un padre gay soltero candidato a las elecciones mexicanas

Pero para su fortuna, y la de niños sin familias, las leyes fueron siguiendo el camino del amor y no del odio, siendo más inclusivas y permitiendo a Ben conseguir su sueño.

En una entrevista a Daily Mail comentó: “Siempre supe lo que quería. Nunca quise convertirme en padre biológico porque ser padre es mucho más que eso».

Adoptar niños con discapacidades y necesidades mentales y físicas adicionales era importante para él, dijo, porque “eran los más vulnerables y los que más necesitaban un hogar amoroso y afectuoso”.

Lee también: Un hombre gay soltero adopta a una niña con síndrome de down rechazada por 20 familias heterosexuales

Según la Asociación Británica de Adopción y Fomento (BAAF) el 40% de los niños que espera un hogar de adopción tiene algún tipo de discapacidad.

El camino de la paternidad lo inició con 21 años, cuando adoptó a su primer hijo, Jack, el que actualmente tiene 14. En ese entonces era un pequeño autista de 3 añitos.

Después de Jack llegó Rudy, que ya tiene 11 años y necesidades complejas. Al poco tiempo le llamaron de la agencia de adopción para saber si quería adoptar a al hermana biológica de Ruby, Judith, que es sorda, Lily. 

A Lily siguió Jordan, que tiene 6 años y síndrome de down. Más tarde siguió Teddy, que tenía el síndrome de Cornelia de Lange, un trastorno genético poco común. Pero el pequeño Teddy falleció a fines de 2019 de sepsis.

Lee también: Un gay soltero que se crió en un orfanato adopta a 5 hermanos para que no sean separados

Ben afirmó en la entrevista: “Estaba devastado y me sentí culpable por un tiempo porque seguía preguntándome si había algo que podría haber hecho para solucionarlo. Antes de que Teddy falleciera me habían contactado para ver si consideraría a otro niño. Era un niño pequeño con graves problemas cerebrales. Había dicho que sí, pero cuando Teddy falleció, tuve que poner el proceso en espera para permitirme llorar».

El año pasado, aunque todavía estaba en duelo por su hijo, Ben se dio cuenta de que ese otro pequeño también lo necesitaba, y así se convirtió en padre por adopción de su sexto hijo.  En abril llegó Louis que usa silla de ruedas debido a su discapacidad.

Lee también: Una pareja de lesbianas adopta a 3 niños pequeños para que no los separen.

“Siempre había soñado con tener una gran familia y estoy muy feliz de que mis hijos sean parte de ella y de que tengan tantos hermanos. Todos apoyan mucho las necesidades de los demás y estoy muy orgulloso de haber creado un entorno feliz, amoroso y estable para que crezcan».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.