Brasil no suele ofrecer datos muy alentadores para la población LGTB. Hace poco subimos que los asesinatos a mujeres lesbianas han crecido un 237%, que desde que Bolsonaro gobierna la LGTBfobia ha aumentado muchísimo, y que es uno de los países más homófobos para vivir.

Lee también: El hijo de Bolsonaro alardea de su homofobia en twitter

Una valiente madre pintó su casa con los colores de la bandera LGTB para apoyar a su hijo gay que vive en Brasil.

Pero no todos los padres y madres son iguales, lamentablemente, como demuestra la historia de este chico de solo 14 años que es maltratado por su padre. ¿Y por qué? Porque el adolescente es homosexual. 

El chico vive en el estado brasileño de Goiás. Y en su desesperación por el maltrato que recibe de parte de su padre escribió una carta a sus vecinos.

“¿Alguna vez has sentido que no eres bueno para nadie? Lo siento. Duele mucho. Por favor, ayúdeme. No lo puedo soportar. Estoy en la mayor desesperación de mi vida”.

Lee también: 5 veces que la LGTBfobia ha atravesado mi vida

Algunos vecinos decidieron grabar lo que pasaba en casa y en esas grabaciones se escucha al padre gritar a su hijo “Estoy cansado de decírtelo. ¿No te dije ya que te cambiaras? Tienes que cambiar, ¿sabes por qué? Porque si no cambias, te mataré, te volaré”.

Uno de los vecinos llevó la carta a la policía, la que se acercó al domicilio a detener al padre y constatar las lesiones físicas que presenta el chico, con moratones y heridas en sus piernas, espalda y brazos.

Lee también: Un padre conduce 800 kilómetros para matar a su hija lesbiana en Francia

El padre se defiende argumentando que no tiene problemas con la orientación sexual de su hijo, que aceptó que es gay, que le gritó y lo agredió por encontrar videos pornográficos en su móvil, que «no controló su enfado». Sí, claro, muy normal todo…

Ahora la toca a los jueces tomar una decisión. El padre podría ir a la cárcel por estas agresiones homófobas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.