El hijo de Susan Sarandon, un gran defensor de la libertad de género

Miles Robbins, el hijo de la talentosa y magnífica actriz Susan Sarandon y del también actor Tim Robbins se ha convertido últimamente en el centro de atención del mundo de Hollywood.

En su última aparición pública, a la que acudió junto a su madre, el joven de 23 años, lució una ajustada minifalda, blusa abierta, medias blancas y una chaqueta azul celeste de la que colgaban peluches de la serie infantil Mi Pequeño Pony.

El músico y DJ ha asistido en distintos eventos públicos usando vestidos de mujer y se ha convertido en un gran defensor de la libertad de género.

Susan Sarandon junto a su hijo Miles Robbins
Susan Sarandon junto a su hijo Miles Robbins

De hecho, Miles Robbins escribió una carta para aclarar las infinitas especulaciones que se hacían sobre él, que salió publicada en el periódico Huffington Post bajo el título ¿Es realmente tan extraño que un joven use un vestido? (Is It Really That Strange For a Guy to Wear a Dress?). En ella respondió a todos aquellos que le han criticado y juzgado su forma de ser y vestir apelando a la libertad de expresión y apertura de mente respecto a cuestiones de Género e Identidad sexual.

En ella escribió: “Me gustaría que el género no tenga por qué aparecer en documentos públicos como licencias de conducir, pasaportes y todo eso, porque ahí está la presión que la sociedad ejerce sobre las personas trans”.

Donde además se declaró un admirador de las personas transexuales tratándolas de “increíblemente valientes” y que si decidía usar vestidos era para “abrazar su femineidad” descartando cualquier otra intención.

Miles Robbins en una de las fotos de su infancia
Miles Robbins en una de las fotos de su infancia

La actriz Susan Sarandon, de 69 años, ha declarado que Miles desde pequeño se ha salido de la norma. A través de su cuenta de Instagram, Miles ha ido compartiendo distintas fotografías de su infancia en las que se puede ver que desde niño solía jugar con los vestidos de mujer como algo natural sin pensamientos alarmistas ni sacando conclusiones apresuradamente y sintiéndose orgulloso de la forma en que fue criado con el hashtag #thanksmomformakingmealive en cada registro donde viste un atuendo de mujer.