El Orgullo LGTB es una fecha muy especial para nuestra comunidad. No solo celebramos los derechos que ya hemos conseguidos, sino que además agradecemos a todos aquellos que antes de nosotros dieron su tiempo, su vida, y su lucha para que estemos donde estamos.

Para muchos el Orgullo LGTB no tiene sentido, dicen que ya lo tenemos todo conseguido, que la igualdad real existe. ¿Pero es así? Aquí te damos 9 razones que lo desmienten.

  • ¿Quién es la verdadera mamá? (o papá)
    Algo que nuestras familias han escuchado tantas veces que ya cansa. Muchas personas asumen que en una pareja homosexual la madre o padre «de verdad» es quien ha dejado su genética. Pero no. Las familias son mucho más que genes.
  • ¿Quién hace de madre? (o de padre)
    Del clásico, ¿quién hace de mujer en una relación gay o de hombre en una relación lésbica?, llega la versión actualizada, la misma pregunta tonta pero a familias homoparentales. Nuestros hijos tienen dos mamás y ninguna hace de padre, o tienen dos papás y ninguno hace de madre.
  • 1 de cada 3 países
    Es terrible pero en el mundo, en pleno 2021, en 1 de cada 3 países las lesbianas, los gays y los bisexuales pueden ir a la cárcel por su orientación sexual. Y en 11 países pueden recibir cadena perpetua.
  • ¿Bisexual? ¿Hacemos un trío?
    Mujeres y hombres bisexuales están bastante invisibilizados en general, incluso dentro del colectivo LGTB, y cuando se visibilizan pasan directamente a ser sexualizados con comentarios del estilo de… ¿hacemos un trio?
  • Yo respeto a los gays, pero no estoy de acuerdo.
    Un clásico de todos los tiempos. De aquellos que van de modernos pero realmente no lo son. No nos importa si estás o no de acuerdo, nadie te ha preguntado. Pero respeto sí, siempre.
  • ¿Qué más quieren conseguir? 
    Sí, en España nos podemos casar y tener hijos. Pero no tenemos igualdad real. Aún hay muchas personas que sufren agresiones por su orientación sexual o identidad de género, insultos como «maricón» y «bollera», palizas y acoso desde edades tempranas, acoso escolar.
  • Fuera la ideología LGTB de las aulas
    Lo de «ideología LGTB», «Lobby LGTB» es tan agotador… los homófobos se llenan la boca con descripciones como esta para invisibilizar y quitar fuera a lo que todos nuestros niños necesitan, educación sexual y de género desde la infancia. Los políticos negocian los famosos «pin parentales» a su conveniencia, sin pensar en que la educación en diversidad es un derecho.
  • Casadas para filiar hijos
    Una pareja heterosexual puede ir al registro civil e inscribir a un bebé aunque el hombre que figura como padre no lo sea. No le piden prueba de nada. Pero las lesbianas sí tenemos que estar casadas para poder filiar a nuestros hijos. Una desigualdad enorme.
  • Eres lesbiana porque no has probado una buena polla… 
    Esta no necesita ni explicación, pero seguramente es la que la mayoría de mujeres lesbianas hemos escuchado alguna vez…

Imagen @analopbas

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.