Como ya sabemos, la publicidad es un reflejo de la sociedad en la que vivimos, y una manera en la que la evolución de la misma se ve reflejada en los anuncios que día a día vemos continuamente. Por eso es que cada vez son más las compañías y empresas que deciden mostrar en esas pequeñas muestras de sí mismas el reflejo de una sociedad en la que cada vez es mayor la visibilidad. Por ello, muchas de estas empresas deciden mostrar parejas homosexuales cada vez con mayor frecuencia.

Es el caso de Graham Honey Maid, una marca de cereales muy popular en Estados Unidos, que contó con una pareja del mismo sexo con hijos en su campaña “Esto es sano”, y lanzando un mensaje de apoyo a las familias homoparentales.

Como dice el propio anuncio: “No importa cómo cambian las cosas , lo que nos hace sanos nunca lo hará. Honey Maid . Todos los días comida saludable para toda familia sana. Esto es saludable“. Pero la marca sabía que iba a crear polémica con su anuncio, y así fue, la compañía sufrió muchas críticas a través de las redes sociales por parte de sus detractores, pero como dicen desde la compañía “ la mejor parte fue todos los mensajes positivos que hemos recibido. Fueron más de diez veces más que los negativos”.

Por otro lado, tenemos el caso de Chevrolet, que durante la pausa publicitaria de la retransmisión emitida por NBC en Estados Unidos de los Juegos Olímpicos de 2014, se emitió un spot de la marca en el que aparecían parejas homosexuales. De esta manera la marca de coches perteneciente al grupo General Motors mostró su apoyo a una causa que afecta a los derechos fundamentales de millones de personas, haciendo frente a las leyes anti homosexuales de Rusia que ocupaban los titulares durante esos meses.

Y ¿quién no recuerda a Kordale y Kaleb Lewis? La pareja elegida por Nikon para su campaña publicitaria tras el efecto viral que crearon al subir una foto de su vida cotidiana con su familia y recibir más de cuarenta mil “ me gusta” en Instagram.

Kordale y Kaleb llevaban una vida normal, se levantaban, peinaban a sus hijas, ellas iban al colegio… Como tantos usuarios de las redes sociales, un día decidieron compartir esta normalidad en Instagram.

La ya mítica foto de los dos padres en el baño llevaba el siguiente texto: “Ser padres es levantar a nuestras hijas a las 5’30 de la mañana, hacerles el desayuno, vestirlas para ir al colegio y meterlas en el bus escolar a las 6’30. Éste es un típico día en nuestro hogar. No es fácil pero disfrutamos de cada momento y de cada minuto.”

Como no, Coca Cola no iba a ser menos, ya que siempre destaca por hacer de sus anuncios algo de qué hablar. Durante la SuperBowl de 2014, se emitió el spot de la marca en el que se incluyen una pareja gay con una hija y gente de diferentes nacionalidades y culturas variadas.

Esto provocó muchos comentarios críticos diciendo cosas tales como que Coca Cola promueve la inmigración ilegal, o que si además de mostrar a homosexuales no les había dado tiempo a mostrar un aborto.

La marca de muebles Ikea en más de una ocasión ha creado campañas en las que los protagonistas son una pareja homosexual, en 2011 fue el turno de Portugal. En el anuncio aparece una pareja de dos hombres acompañada de su familia en torno a los muebles de la marca, celebrando la navidad.

En el año 2012 la compañía sueca presentó en Italia a una pareja homosexual como modelo de familia en su campaña publicitaria “Se necesita poco para cambiar.

El anuncio muestra a dos chicos que deciden juntar sus camas para poder abrazarse y mostrar su amor. La pareja aparece representada junto a modelos de familia más tradicionales. Dicha campaña afortunadamente no causó el revuelo que produjo la del año anterior, en la que la empresa mostraba a una pareja gay dada de la mano, bajo el eslogan “abiertos a todas las familias“.

Otro ejemplo es el de la marca farmacéutica Tylenol, la cual junto a los descendientes de Normal Rockwell, creó una serie de vídeos para YouTube donde representan la variedad en cuanto al concepto de familia.

Norman Rockwell es uno de los pintores norteamericanos más aclamados del siglo pasado y sus obras han conseguido entrar a formar parte de la cultura popular norteamericana. Una de las obras más conocidas es Freedom of Want -Libertad de necesidad-, que forma parte de un conjunto de cuatro cuadros que representan las cuatro libertades básicas que Franklin Delano Roosevelt definió en un discurso durante la post guerra: libertad de religión, libertad de expresión, libertad de necesidad y libertad de temor.

Freedom-from-want

En el cuadro de Libertad de necesidad recreó una comida festiva de la típica familia norteamericana, ahora, los descendientes del autor trabajaron junto a Tylenol para modernizar la imagen, creando varios vídeos para YouTube, entre los cuales se encuentra uno en el que aparece una familia lésbica, representando así la variedad de modelos de familia.

A principios de julio 2014, Burguer King lanzó “El Whopper orgulloso”. Envuelto en los colores del arcoiris, la hamburguesa fue vendida exclusivamente en un sólo lugar de San Francisco. La campaña “Todos somos lo mismo por dentro” fue en honor a la celebración del Orgullo Gay de San Francisco y aunque no hubo anuncios de televisión, el siguiente vídeo de dos minutos en el que los clientes debaten sobre si la hamburguesa sabía diferente apareció en el canal de YouTube de la marca.

https://youtu.be/qBkAAortU_g

Pero no es el único caso en el que la marca de comida rápida muestra su apoyo a la comunidad LGBT, ya que en 2012 en España se emitió un anuncio en el que se hacía un guiño a la comunidad homosexual.

No sólo existen los ejemplos de publicidad en televisión, sino que también en formato papel aparecen cada vez más estos anuncios en los que la normalización es el ingrediente estrella, pero aún queda mucho por hacer, ya que este tipo de publicidad no está muy extendida y se limita a publicaciones de temática gay o lésbica.

Es el caso de la marca de colchones Flex, que nos muestra un tierno anuncio en el que aparecen dos hombres durmiendo abrazados, bajo el lema “Que nunca se acabe la energía para estar juntos”.

flex-colchones-gay

Otro caso es el de Scottex, que ha creado tres versiones del mismo anuncio, una por cada tipo de pareja, bajo el divertido lema “culitos besables”. Una campaña diferente y muy llamativa para relanzar el papel higiénico húmedo Scottex Fresh. En la imagen de uno de esos anuncios puede verse a una mujer que siente un irresistible deseo por besar el culo de su pareja. Los de Scottex no han querido descuidar al público gay y tienen una versión masculina.

culitos-besables-scottex-anuncio-gay1

La excepción que confirma la regla en cuanto a los anuncios publicitarios fotográficos se refiere es el caso de la marca Benetton, uno de los pocas marcas sin miedo a arriesgar o a equivocarse, y cuyas campañas publicitarias no se limitan a los medios escritos específicos de temática LGBT. Transgresor por excelencia, puede presumir de ser el anunciante con mayor número de campañas publicitarias que han logrado no dejar indiferente a nadie.

Es ese el caso de la campaña de 2011, que causó una gran polémica, haciendo incluso que el propio Vaticano se querellara en contra de Benetton por la aparición de una imagen representando al Papa dando un beso gay a un líder musulmán egipcio.

1_benetton_vatican_al-azhar_2011_ok2_benetton_unhate_USA_Venezuela_2011_ok

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR