La Ópera de Budapest suspende el musical Billy Elliot tras campaña homófoba que afirma que convierte a los niños en homosexuales

La Ópera de Budapest ha suspendido el musical «Billy Elliot» después de que un diario cercano al Gobierno nacionalista lanzara una campaña homófoba contra la obra, en la que advertía de que los jóvenes que la vieran corrían el riesgo de convertirse en homosexuales.

El periódico Magyar Idök llegó a advertir en una crítica de la obra de que los niños que vieran el musical corrían el riesgo de convertirse en gais.

El diario acusaba a la obra de «propagar» la homosexualidad de una forma que «afecta el subconsciente de los menores, justo en una edad cuando todavía se puede influir sobre su inclinación«.

El director de la Ópera, Szilveszter Ókovács, informó a los actores de que «se ha desarrollado una campaña negativa en la prensa en relación con la producción ‘Billy Elliot'» que ha afectado a la venta de entradas, por lo que se cancelan las quince próximas representaciones de una obra que lleva en cartel en Budapest desde junio de 2016 y que tiene anunciadas funciones hasta verano próximo. Unas 100.000 personas han visto la función desde entonces en la capital húngara.

El teatro ha asegurado que las entradas ya vendidas serán reembolsadas o cambiadas para otras fechas.

Pocos días después, otra nota de prensa sobre la obra llevaba como título «Una forma de vida desviada».

«Billy Elliot», basada en la exitosa película del mismo nombre del año 2000, cuenta la historia de un chico que sueña con convertirse en un bailarín profesional ante la oposición de su padre, que pretende que tome clases de boxeo.

La película fue un éxito de crítica y público y la adaptación al teatro, con música de Elton John, lleva años en cartel en las principales ciudades del mundo y ha ganado numerosos premios en Broadway.