500 parejas del mismo sexo (171 de hombres y 329 de mujeres) contrajeron matrimonio el viernes, de acuerdo con cifras del Ministerio del Interior, lo que coloca a Taiwán a la vanguardia del creciente movimiento por los derechos de los homosexuales en Asia, de acuerdo con el diario local Taipei Times.

Tras 12 años de convivencia, Hsiao Hsuan y su ya marido, han sido una las primeras parejas del mismo sexo que se han casado en Taiwán. Como ellos, cientos de parejas se han casado en la isla, el mismo día en que ha entrado en vigor la primera ley en Asia que legaliza estos enlaces.

Varias décadas es lo que han esperado muchas parejas en la isla para poder casarse. Taiwán hizo historia el pasado viernes, al aprobar el Parlamento por amplia mayoría -66 votos a favor y 27 en contra- el matrimonio entre personas del mismo sexo.

VER Taiwán hace historia en Asia legalizando el matrimonio homosexual

Yu Ya-ting y Huang Mei-yu, una pareja de lesbianas que se mostraron muy satisfechas de completar lo que definieron como un «proceso legal atrasado», siete años después de que celebraran su primer matrimonio bajo la tradición budista. «Nuestra primera boda tuvo lugar en 2012 y la de hoy es la segunda. Ahora tenemos no solo la bendición de los dioses, sino también de nuestros padres y de la sociedad», destacó Huang después de registrarse.

Para Liping Xie, alcanzar su sueño ha supuesto también una larga espera: «Realmente, ha sido un tiempo muy largo. Todos lo entienden, todos lo aceptan», apuntaba esta mujer de 56 años que lleva 36 junto con su pareja. «Iría hasta el infierno con ella», exclamaba, tras formalizar su unión en el registro civil de Banqiao.

Aunque la euforia reinó este viernes en los juzgados, en opinión de Ah todavía queda mucho por hacer y falta tiempo para que la ley verdaderamente permee en la sociedad. «La igualdad de la ley es solo un aspecto, pero la sociedad de Taiwán todavía necesita promover la aceptación y abrazar a la comunidad LGTB de manera más equitativa y amigable«, señaló.

VER Por primera vez madres lesbianas en un anuncio en Taiwán

En opinión del activista, la nueva situación de Taiwán podría tener «un efecto de demostración positiva en la China continental», donde la homosexualidad se vive todavía como algo mayoritariamente clandestino. Pese a que la homosexualidad fue despenalizada en China en 1997 y desclasificada como un desorden mental en 2001, todavía muchos chinos ven esta condición sexual como una enfermedad, mientras el Gobierno carece de cualquier tipo de protección a este colectivo que en China está formado por unos 70 millones de personas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar