El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sorprendió en Halloween, a su equipo de trabajo y a un grupo de periodistas que lo esperaban en la Cámara de los Comunes en Ottawa, apareciendo disfrazado junto con toda su familia.

Él se caracterizó como Clark Kent, con un traje y la camiseta de Superman debajo, con las gafas y todo. Pero lo que más llamó la atención es que uno de sus hijos iba vestido de rosa y con falda. Hadrien, de tres años, se disfrazó de Skye, un personaje infantil de Paw Patrol que conduce un helicóptero y que muchos padres no dejarían llevar a sus hijos.

Trudeau no tiene ningún problema en que su hijo de vista de rosa y con falda porque es lo que quiere llevar. No hay que inculcarle el terror y el miedo a que los demás no te acepten. Si estás totalmente seguro de lo que quieres vestir, llévalo, y lo que digan los demás da igual.

Justin Trudeau, es realmente progresista y siempre ha participado en las manifestaciones del Orgullo de su país junto a su mujer y sus hijos.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.