A veces creo que no somos del todo conscientes de la suerte que podemos tener quienes vivimos en España. Y que sí, sé que aunque no es el paraíso de la aceptación LGTB, está en el ranking de los países que mejor acepta la homosexualidad, que más a favor está de los derechos para nuestro colectivos y donde menos agresiones se registran.

Lee también: 30 familias LGTB españolas cantan «Resistiré» y el resultado es brutal

Si eres gay, si eres lesbiana, si eres bisexual, considérate afortunado de no haber nacido en otro país, porque el azar quiso que no lo hicieras en uno de los 69 países que siguen criminalizando las relaciones entre personas del mismo sexo, nada más ni nada menos que uno de cada tres países.

Y qué decir de los 11 países en el mundo donde puedes perder tu vida solo por tu orientación sexual. ¡Increíble!

Lee también: En Noruega la homofobia y discursos de odio hacia LGTB se castigarán con la cárcel

En la mayoría, 124, es legal; y en 28 hay leyes que permiten el matrimonio igualitario, junto a otros 34 con algún tipo de unión civil.

¿Cómo puede ser que yo, lesbiana, pueda casarme y tener hijos con mi esposa y en Nigeria una mujer exactamente igual a mi, con mis gustos, con mis deseos, encuentre la muerte en lugar de una familia?

El informe lo ha dado a conocer la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA).

Por tu orientación sexual estás condenado a la pena de muerte en Mauritania, Nigeria, Afganistán, Irán, Yemen, Arabia Saudita, Somalia, Pakistán, Emiratos Árabes.

Otros países pueden condenarte entre 10 años y cadena perpetua por tu homosexualidad, como es el caso de Kenia, Tanzania, Sudán, Sudán del Sur, Uganda, Zambia, Malasia, Myanmar, Sry Lanka, etcétera.

Hasta 8 años de cárcel pueden caerte por amar a una mujer y ser mujer, o amar a un hombre siendo hombre en Marruecos, Libia, Chad, Camerún, Siria, Ubekistán, Mali, Guinea, Senegal, entre otros.

Lee también: Gales prohíbe a los padres impedir que sus hijos reciban educación sobre diversidad sexual

Lucas Ramón Mendos, autor principal del estudio, afirma para El Diario.es :»las personas pueden ser denunciadas y detenidas en cualquier momento, incluso bajo la mera sospecha. Los tribunales les procesan y les condenan a prisión, flagelación en público o incluso la muerte». Si lo analizamos en detalle, 30 países castigan a las personas homosexuales con hasta 8 años de cárcel, mientras que en otros 27 va de los diez años a la cadena perpetua. La mayoría, en África, algunos de Asia y varios del Caribe Oriental.

Recuerda esto para cuando sientas que tienes un mal día, porque millones lo tienen peor que tú.

Homofobia en el mundo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.