Los niños de Bristol, Inglaterra, están aprendiendo desde los dos años sobre las problemáticas trans, la homofobia y los derechos LGTB a través de sesiones de cuentos narrados por Drag Queens.

Con el objetivo de proveer a los más pequeños de modelos queer, Thomas Canham, de 26 años, creó la organización Drag Queen Story Time, inspirada en un proyecto similar de los Estados Unidos llamado The Drag Queen Story Hour. El también abogado, graduado de la Universidad de Bristol, busca mostrarle a la siguiente generación que ser diferente está bien, al mismo tiempo que les enseña habilidades vitales de aprendizaje.

A comienzos de este año, Canham realizó algunas declaraciones para Bristol Post en las que describió el proyecto como algo bueno, ya que, aseguró, ayuda a reducir conductas como el racismo, la homofobia y la misoginia.

Para mí este proyecto se trata de drag queens brindando lectura inclusiva y divertida para niños sobre temas relacionados a la misoginia, homofobia, racismo, género y comunidad LGTB de una forma comprensible para ellos”.

El racismo, la homofobia, la misoginia y cosas por el estilo, son comportamientos aprendidos con el tiempo, pues no nacimos con ninguna forma de odio. Y si proyectos como estos pueden contribuir de alguna manera a ayudar a prevenir o reducir eso, entonces solo puede ser algo bueno”

Por otra parte, los jefes de guardería que emplean a DQST han expresado que las sesiones son necesarias para que, desde una edad temprana, los niños sean capaces de desafiar las rígidas restricciones de género y así poder influir en ellos para evitar crímenes de odio.

Jane O’Sullivan, directora ejecutiva de London Early Years Foundation (LEYF), organización que dirige varias  guarderías en la ciudad, manifestó para la BBC de Londres que “al promover espacios en los que los niños sean capaces de ver personas que se resisten a las rígidas restricciones de género, les permitirá imaginar un mundo en el que la gente se puede presentar a sí misma como desea”.

O’Sullivan consideró que es bueno exponer drag queens a los niños pequeños “porque son muy abiertos hasta los tres años”.

Durante el invierno, DQST llevará a cabo sesiones en 7 guarderías manejadas por la LEYF. Si el proyecto tiene éxito, las sesiones de lectura se extenderán a 37 guarderías. La empresa, que comenzó en mayo, incluye no sólo lecturas de libros con diversas temáticas, sino también actividades como pintura facial o “drag discos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies