Daniela Muñoz Jiménez trabajaba en la Universidad de La Salle, pero parece que al finalizar el mes de junio, los directivos de esa institución decidieron olvidarse de los colores de la diversidad y convertirse en una universidad tránsfoba.

Leer también: La estrella de Walking Dead nos presenta a su hijo trans

La Universidad que se jacta por tener «profesionales con valor», empezó a cambiar su trato hacia Daniela luego de que comenzara a actualizar y ajustar su papelería y apariencia con su identidad de género.

Leer también: Una mujer trans de 99 años y su peculiar campaña para recaudar un millón de dólares para los mayores LGTB

Daniela, que es médico general y tiene una Maestría en Filosofía Social, comenta que las cosas comenzaron a cambiar cuando empezó su transición. Primero le quitaron grupos, le redujeron las horas hasta dejarla sin trabajo y por último le notificaron que había sido despedida sin darle ninguna indeminización.

Leer también: Sobrevivir a la transfobia. La dura experiencia de Génesis, una niña trans

Frente a esta situación, decidió hacer una denuncia por discriminación en los entes mexicanos pero no tuvo resultado. Sin embargo, el rector de la institución siguió invisibilizando a la profesora y discriminándola al punto de obligar a otros profesionales a relegarla.

Leer también: Por primera vez madres lesbianas y trans aparecen en el vídeo del Día de la Madre del gobierno mexicano

Más allá de la promesa de la institución de no despedir a nadie por la pandemia, Daniela sí fue despedida, dejándola desamparada en un momento en el que la incertidumbre laboral y económica es realmente grande, dejando en claro que son una universidad tránsfoba.

Leer también: La modelo trans Danna Sultana y su novio (también trans) tendrán un bebé que ya es viral

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.