Una familia homoparental de Valencia denuncia que ha sufrido discriminación en el colegio de sus hijos, el centro La Muralla de Canet d’ En Berenguer.

Su hijo tiene dos padres y la discriminación la ha sufrido cuando elaboró un trabajo para clase. Este trabajo lo tienen que hacer todos los alumnos, y cada uno debe esperar su turno durante meses, como ocurrió con el pequeño protagonista de esta historia.

VER: El vídeo de una familia homoparental que enamora en las redes

El trabajo consiste en ilustrar la profesión que tiene el madre y la padre de cada alumno. Ya empezamos mal, porque los niños, señores profesores, a veces tienen solo un progenitor o dos del mismo sexo.

Al niño se le pidió que completara su ficha con la profesión de su madre y su padre, sabiendo en el centro que el pequeño tiene dos papás.

Para poder realizar su trabajo el niño, con el permiso de sus papás, tachó la palabra “madre” y en su lugar puso padre, junto a una foto de ambos en sus respectivas profesiones. Durante toda la semana la ficha con el tachón permaneció expuesta en la clase, lo que según los padres “ha generado varios comentarios por parte de sus compañeros que le han afectado. Para ser exactos y no dar lugar a malentendidos con la gente de su clase, habría que aclarar que no es que ya le hayan dicho algo que le haya afectado, sino que la situación generada podría haber dado lugar a eso”. Aunque afirman nunca haberse sentido rechazados en el ámbito escolar, manifestaron su preocupación porque no se tenga en cuenta la diversidad familiar a la hora de encargar ciertos trabajos de clase y usar ciertos materiales.

VER: ¿Cuándo os disteis cuenta que vuestra familia era diferente? “Nunca”. Este vídeo te va a enamorar

Los padres aseguraron a la prensa se han sentido muy impotentes por la humillación que ha sentido el niño ante la falta de sensibilidad, por lo que han comunicado los hechos a la Inspección Educativa de la Conselleria. Lo que quieren es que “no se vuelva a producir, porque este tipo de cuestiones pueden llegar a generar situaciones de acoso en un futuro y nadie quiere eso para sus hijos”.

Los padres critican que “situaciones como éstas ocurran en un centro público y en pleno siglo XXI, y más, cuando la profesora del menor sabe de la diversidad de nuestra familia. Era muy sencillo, en lugar de darle a mi hijo la ficha de la madre, la profesora podría haberle dado otra de padre y no hubiera pasado nada. O tapar el tachado y no dejarlo expuesto casi una semana».

En el centro dicen que solo fue un error. La directora del CEIP la Muralla; Mª Jesús Muñoz dijo al periódico Levante: “han sido un cúmulo de circunstancias. La profesora del niño estaba de baja, también la sustituta y la verdad es que nadie se dio cuenta del tachón, pero la jefa de estudios lo cambió enseguida. Hemos pedido perdón a los padres, todos nos equivocamos alguna vez”.

Lo que le ha ocurrido a este niño debe sentar un precedente. No es normal que en el año 2019, con todas las legislaciones a nuestro favor, tengamos que seguir viviendo situaciones así. El material escolar que se usa en los colegios debe estar adaptado, y no solo si hay hijos de familias monoparentales u homoparentales, debe estar adaptado a la diversidad familiar porque esto es cosa de todos. 

VER: Un soltero gay adopta a una niña con síndrome de down rechazada por 20 familias

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar