La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de Chile ha aprobado, al fin, después de cuatro años en tramitación, una Ley sobre identidad de género. Esta ley ha sido aprobada gracias al apoyo del Gobierno de Bachelet y permitirá el cambio de sexo en la documentación de las personas trans que así deseen hacerlo. En el caso de menores será imprescindible la firma de los padres, madres o tutores legales.

Todo esto se hace con el fin de asegurar los derechos de todas las personas en Chile, aseguró la Ministra Secretaria del Gobierno Paula Narváez. 

 “Este es un proyecto de ley que ha tenido una larga tramitación en el Congreso, de cuatro años, que ha tenido avances importantes en la comisión, así que nuevamente valoramos a todos los parlamentarios que han concurrido con su voto favorable a esta iniciativa.”, aseguró Narváez.

El líder le Movimiento Integración y Liberación Homosexual (Movilh), uno de los grupos que acompañaron todo el trámite de la polémica ley de identidad de género aseguró a medios locales que esta ley es una victoria para los niños y adolescentes trans que sufren acoso a causa de su identidad de género y su expresión de género.

El proyecto de ley fue aprobado ayer y no será hasta el próximo 23 de enero cuando será votado en la sala de la Cámara de Diputados. 

Ahora, para que alguien en Chile pueda cambiar su nombre e identidad de género solo tiene que cursar un trámite administrativo ante el ente registrador.

Para los menores de edad el tema se complica pues es la familia (madres y padres o tutores) quienes deben dar el consentimiento y aportar las pruebas y testimonios que den peso a su decisión. Además, dependiendo del juez o jueza del caso, este puede exigir opiniones de expertos psicólogos, psiquiatras y médicos.

Justo estos días el Papa Francisco está en el país y sabemos que su opinión al respecto ha sido cauta pues no ha inclinado la balanza hacia ninguno de los lados; ni para bien ni para mal. Es de agradecer que si no va a darle el beneplácito al menos no la condene.

En cuanto a la Ley, habrá que esperar a que sea firme y en qué condiciones la llevan a la calle pues ahora, tal y como está, no parece que cumpla con todos los requisitos para asegurar el bienestar de las personas trans y sus familias.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar