Robina Asti, una mujer trans de 99 años, está en campaña para recaudar un millón de dólares para los mayores LGTB y los jóvenes gays, lesbianas y trans sin hogar. Su intención es la de ayudar a dos de los colectivos de nuestra comunidad que más están sufriendo por la pandemia del COVID-19.

Lee también: Amor en Hollywood a la tercera edad: Mayores LGTB que nos inspiran

Asti sabe de lo difícil que pueden ser algunas situaciones para las personas mayores, ya que suelen ser invisibles para una gran parte de la población. No hablemos de las dificultades que se les suma a quienes son mayores LGTB.

Lee también: El barrio gay por excelencia de Florida construirá hogares para mayores LGTB

Ella lo ha vivido en carne propia. Admirable y luchadora, combatió en la Segunda Guerra Mundial y luego tuvo que hacerlo contra la administración estadounidense. Al enviudar en el 2012, peleó duramente reclamando su pensión ya que el Gobierno estadounidense no la reconocía oficialmente como mujer. Sin embargo, resultó victoriosa y les abrió el camino a muchas otras mujeres trans.

Lee también: Samantha Flores inauguró, por fin, el primer hogar para mayores LGTB en México

Consciente de las necesidades del colectivo, ha creado la Cloud Dancers Foundation, centrada en nuestros mayores LGTB y en los jóvenes queer sin hogar. Y su objetivo no es más ni menos que recaudar un millón de dólares en el primer año de existencia de su fundación.

Lee también: «Hazlos brillar de nuevo», un proyecto que anhela crear el primer asilo para mayores LGTB en México

Por el momento, y habiendo cumplido apenas un mes, ha llegado a sus primeros 2.000 dólares. Pero no tenemos dudas de que en poco tiempo contaremos que el millón de dólares podrá ser utilizado para nuestros mayores LGTB y aquellos jóvenes queer que se han quedado sin hogar.

Lee también: TODXS NOSOTRXS es la serie LGTBI más queer de HBO

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.