En una decisión histórica, Taiwán se ha convertido en el primer lugar en Asia en aprobar la legislación sobre el matrimonio homosexual.

La votación, que coincidió con el día Internacional contra la Homofobia, se produjo casi dos años después de que el Tribunal Constitucional de la isla dictaminara que la ley existente (que decía que el matrimonio era entre un hombre y una mujer) era inconstitucional. El panel de jueces dio al Parlamento de la isla dos años para enmendar o promulgar nuevas leyes.

Después de la votación, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, tuiteó: “Dimos un gran paso hacia la verdadera igualdad e hicimos de Taiwán un país mejor”.

Decenas de miles de personas con la bandera del arcoíris y lemas en favor de la igualdad, desafiando la lluvia torrencial cubiertas con chubasqueros, se concentraron frente al Yuan Legislativo (Parlamento taiwanés), y rompieron en fuertes aplausos, vítores y gritos de agradecimiento cuando se conoció que los diputados habían aprobado el proyecto de ley presentado por el Gobierno para hacer realidad el matrimonio entre personas del mismo sexo. Entrará en vigencia el 24 de mayo.

Aunque la isla tiene una gran comunidad gay y su desfile anual de orgullo gay es el más grande de Asia, el tema de la igualdad en el matrimonio ha dividido a la sociedad taiwanesa. En un controvertido referéndum en noviembre de 2018, el 67% votó para rechazar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El exitoso proyecto de ley del Gabinete fue el único que usó la palabra “matrimonio”. Fue respaldado por grupos LGTBQ, a pesar del hecho de que podía ver a las parejas del mismo sexo negadas a los derechos que gozan las parejas heterosexuales, como la adopción y el matrimonio en todo el país.

Xiaogang Wei, quien dirige el Instituto de Educación para la Salud de Género de Beijing, dijo que la aprobación del proyecto de ley es un momento histórico, no solo para Asia sino también para el movimiento global de derechos LGBTQ. Y añadió: “Tendrá un impacto muy positivo en la comunidad LGBT de China, ofreciéndonos mucha esperanza”.

VER Por primera vez madres lesbianas en un anuncio en Taiwán

La nueva ley presenta ciertas limitaciones. No reconoce el derecho a adoptar conjuntamente a niños que no sean hijos biológicos de uno de los cónyuges, ni autoriza el matrimonio de un ciudadano taiwanés con una persona del mismo sexo si esta cuenta con nacionalidad de un país donde los enlaces igualitarios no están reconocidos. Una enmienda que buscaba autorizar los matrimonios homosexuales transnacionales fue derrotada por 84 votos en contra y solo 6 a favor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.