Hasta hace unos años era absolutamente impensable escuchar algo así. Que el máximo jefe de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, dijera abiertamente que tú y yo, lesbianas, gays y bisexuales tenemos derecho legal a formar una familia

Lee también: A partir de hoy gays y lesbianas pueden casarse por la Iglesia en Irlanda del Norte

Porque formarlas ya las formamos, incluso lo hacíamos antes de tener leyes como el matrimonio igualitario y la filiación de hijos, no obstante siempre es un riesgo para nuestras familias no estar amparadas por la ley, puesto que cuando una familia tiene, por ejemplo, dos madres y solo una de ellas, la gestante, figura en el libro de familia, la madre no gestante no puede entrar a la habitación de su hijo en un hospital en caso de operación, o no recibe la custodia del pequeño en caso de fallecimiento de la otra madre. Muy preocupante.

Lee también: Madres lesbianas peruanas se unen en la lucha de ser reconocidas como madres de sus hijos

«Los homosexuales tienen derecho a pertenecer a una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o machacado por ello. Lo que tenemos que crear es es una ley de unión civil para que estén cubiertos legalmente. Yo he luchado por esto», son sus palabras. Y las ha pronunciado en el documental Francesco, dirigido por el director Evgeny Afineevsky y estrenado ayer en el Festival de Cine de Roma.

El documental habla en general de la evolución que ha tenido el Papa desde que ocupa su puesto, cómo se ha posicionado contra el abuso sexual a lo largo de los años, creando una nueva ley que obliga a denunciar a los curas pedófilos y que acaba con el secretismo.

Lee también: Asaltan una iglesia por su apoyo al colectivo LGTB.

Por otro lado lo que tiene que ver con el colectivo LGTB. Desde un inicial «quién soy yo para juzgar a los homosexuales» hasta hace unas semanas cuando se reunió con padres y madres de jóvenes lesbianas y gays y afirmó: Dios ama a vuestros hijos tal como son.

Nos gustan estos cambios en una institución que ha sido profundamente homófoba por siglos.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.