Increíble, pero cierto. La homofobia en las redes sociales vuelve a encontrar una víctima, esta vez se trata del famoso cantante Ricky Martin, padre de los gemelos de 9 años, Matteo y Valentino, quien está casado con el artista sirio Jwan Yosef , y con quien espera la llegada de sus gemelas en octubre.

Una familia como todas, salvo porque se trata de una familia con dos padres, lo que para algunos es una aberración, y con “algunos” nos referimos a los homófobos de siempre, que relacionan la homosexualidad con la pedofilia.

Ricky Martin compartió en su historia de Instagram un vídeo de unos segundos donde se ve a la familia en la cama, una escena tan común como en cualquier familia:

Tan solo este vídeo ha valido críticas tan feroces como estas: “Qué triste la vida de esos 2 niños”, “Ricky Martin es un PEDÓFILO. Definitivamente. Hay que hacer algo por rescatar a eso niños. El tipo está loco”, “Sólo un degenerado hace lo que tú has hecho con tus hijos ni El Oro y la plata te salvarán de la justicia divina”, “¿Bella familia? Really? Con el hecho de que él quiere que sus hijos sean gays, es totalmente aberrante”, “Ese tipo si es aberrado”, entre otros.

Todo esto se suma a la polémica que surgió después de Ricky Martin contara en una entrevista que le gustaría que sus hijos fueran gays. Pero no por las razones que los homófobos suponen, sino que por la libertad con la que pueden llegar a vivir.

El punto es que nadie se escandaliza si un padre dice que le gustaría que sus hijos fueran heterosexuales. ¿Y nosotros qué pensamos? Ni lo uno ni lo otro. Que los hijos sean lo que ellos quieran, que sean lo que son.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies