La situación en Polonia se está yendo de las manos. Sabemos que el PiS (significa Ley y Justicia, tiene gracia) partido que está en el Gobierno, y su líder Jaroslaw Kaczynski, cuya ideología de ultraderecha ha sembrado el pánico, no está a favor de los derechos de la comunidad LGTBI, pero esto ya se pasa de castaño oscuro. No solo en la manifestación del Orgullo (se celebraba por primera vez Bialystok) fue recibida con piedras, botellas e insultos sino que, ahora, un periódico polaco (Gazeta Polska) se dedica a repartir pegatinas anti-LGTBI en todos y cada uno de su más de 100.000 ejemplares diarios.

VER: Por primera vez una pareja de lesbianas registra a su hijo en Polonia

O lo que es lo mismo: «Recibimos muchas señales de toda Polonia de que no hay está la pegatina en «Gazeta Polska». Por favor, verifique antes de comprar ➡️ Si falta una pegatina en algún lugar o no hay ninguna semanal, escríbanos a la dirección kolportaz@gazetapolska.tv»

Las pegatinas son una bandera arcoíris con una cruz negra encima, tachando cualquier tipo de derecho a la diversidad y dejando claro que no somos bienvenidas, e incluye la frase «zona libre de LGTB».

Un tribunal ha dictaminado el cese de la difusión, que cuenta con el apoyo de la cadena de librerías más importante de Polonia, que ya ha cesado su actividad y ha decidido no vender más copias. No pasa igual con el redactor jefe del Gazeta Polska que ha declarado que seguirá con la venta de los ejemplares.

«»Así terminas cuando no te gustan las inscripciones fascistas». Periodista golpeado porque estaba indignado por consignas homófobas».

VER: Nuestro amor es más fuerte que su odio (elecciones generales y VOX)

Gazeta Wyborcza o Newsweek están a favor de los derechos LGTBI y están dando soporte mediático a todas estas situaciones radicales y homófobas (para denunciarlas, obviamente), pero con un gobierno de este calibre no parece que esté sirviendo de mucho. El jefe de Gobierno declaró que: «el lobby LGTB amenaza la existencia del país y a los niños, en su intento por sexualizarlos, «adoptarlos para violarlos«. Y no es el único, ya que el Primer Ministro, escritores y otras personalidades también han hecho sus propias declaraciones con el apoyo del poder que gobierna.

Y es que esto lo único que está trayendo es una oleada de odio que se ve incrementado porque, literalmente, no pasa nada. No habrá sanciones para aquellos que decidan salir a la calle a golpear a un gay o a una lesbiana. El escritor Rafal Ziemkiewizc anima a los polacos a «disparar a los LGTB, que no son gente de buena voluntad ni defienden los derechos de nadie y cuyo movimiento es una mutación de los bolcheviques y los nazis». 

Con esto no nos queda más que mirar hacia dentro y ver que lo que está sucediendo puede suceder en España y en tantos países en los que la ultraderecha está conquistando terrero a golpe de democracia. Recordemos que algunas de las peores dictaduras del mundo vinieron de la mano de ella y sus votantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar