familia homoparental goya

La primera familia homoparental en los Goya

La pandemia del Coronavirus y las nuevas normas sociales a las que hemos tenido que adaptarnos nos está dejando curiosos momentos, como es por ejemplo olvidarnos este año de las alfombras rojas y ver a las estrellas de cine recibir los premios desde sus casas.

Así hemos tenido el maravilloso momento de ver a Jodie Foster en los Globos de Oro, recibiendo su premio en pijama (de Prada), en el sofá de su casa junto a su esposa Alexandra Hedison y su perro. Y la hemos visto besar a su mujer ante millones de personas, un gran momento para la visibilidad lésbica.

Lee también: La Visibilidad Lésbica, la gran ganadora de los Globos de Oro

Aquí en España ha sido un gran momento para la visibilidad de nuestras familias ver Salvador Calvo, nominado a los Goya por dirigir la película Adú, en su casa junto a su esposo José Luis Arcos y a la hija de ambos, Alejandra, de tres años.

Adú es una película muy emotiva que trata sobre un niño de 6 años que junto a su hermana mayor debe abandonar su pueblo en Camerún para tratar de llegar a Europa.

Lee también: Palmer, la preciosa película de Justin Timberlake y un niño queer

Adú tenía 13 nominaciones a los Goya,  y Salvador se hizo con el premio a mejor dirección. Ver a esta familia en la televisión pública y en la fiesta más importante del cine español es sin duda un paso importante para la normalización y la integración de nuestras familias.

Al ser notificado como ganador Salvador agradeció a su esposo y a su hija, y también a todos los Adú del mundo, «esos niños que recorren el mundo aspirando a una vida mejor, quiero decirles que el mundo no es nuestro, es de todos, que de verdad lo pueden conseguir».

Después de estas preciosas palabras se abrazó a su esposo y se besaron. Realmente muy emotivo.