Los miembros del jurado han votado a favor de la pena de muerte para un hombre que torturó y asesinó brutalmente a un niño de ocho años que creía que era homosexual.

Isauro Aguirre, de 37 años, fue condenado el mes pasado por el asesinato en primer grado de Gabriel Fernández , a quien aterrorizó en el transcurso de ocho meses.

Durante ese período, Aguirre salía con la madre de Gabriel, Pearl Fernández, quien se declaró inocente antes de su juicio separado por la muerte de su hijo.

La corte había escuchado cómo la tortura inhumana de Aguirre contra el niño incluía golpes, latigazos, disparos y hambre, además de alimentarlo con excrementos de gato y su propio vómito.

El detective Elliot Uribe le dijo a la corte que el sufrimiento infligido a Gabriel constituía “las peores lesiones que he visto en un niño”.

Cuando se leyó la sanción, el padrastro de Gabriel se sentó solemnemente, mirando al suelo de la sala del tribunal.

Los criminalistas dijeron durante el juicio que Aguirre había golpeado repetidamente la cabeza de Gabriel contra las paredes de su casa, causando cientos de manchas de sangre y abolladuras.

Los hermanos adolescentes de la víctima también testificaron, causando que los miembros del jurado lloraran  incontrolablemente mientras describían la horrible tortura que habían visto.

Ezequiel, de 16 años, y Virginia, de 14, dijeron que Aguirre le disparó a Gabriel en la cara y en la ingle con una pistola y lo golpeó a diario usando ganchos de alambre y una hebilla de cinturón.

También fue rociado con pimienta y atado y forzado a estar en un pequeño cubículo durante largos períodos, dijeron.

El vicefiscal de distrito del condado de Los Angeles, Jon Hatami, calificó de “malvado” a Aguirre durante el juicio, agregando que “Ningún humano con corazón y alma podría hacerle eso a un niño inocente“. Le dijo al jurado antes de sus deliberaciones que Aguirre odiaba a Gabriel porque pensaba que era homosexual.

Cuando Hatami le recordó al jurado el abuso que sufrió el niño de ocho años les pidió que “le mostraran al acusado la misma misericordia que él mostró a Gabriel”.

Cuando se reveló el voto del jurado, el fiscal tenía un pañuelo en la mano y parecía contener las lágrimas. Fuera del Juzgado, un miembro del jurado, que solo quería ser conocida como una joven de 25 años que trabajaba en las redes sociales, dijo que la pena capital aún no parecía “suficiente justicia”. Agregó que durante el juicio, pensó en Gabriel todos los días, cuando se despertaba y cuando se iba a dormir. Las fotos mostradas al jurado de su cuerpo pequeño y torturado, con muchos hematomas y sangre en el cuello, se quedarían con ella para siempre, dijo. “Es desgarrador”.

Aguirre será sentenciado el 8 de marzo.

Una Respuesta

  1. Maria

    And the State failed this child too. How can someone torture a person so brutally and so freely. Everyone involved in the life of that child should be put to trail.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies