Una tristemente buena noticia en medio de la consternación. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha emitido un comunicado, a propuesta de Estados Unidos, en el que expresa su condena del ataque que se cobró la vida de 49 personas el pasado domingo en una discoteca gay de Orlando. El texto se refiere de manera explícita al carácter homófobo del atentado, a pesar de lo cual recibió el visto bueno de todos los miembros del Consejo, incluidos algunos países donde la homosexualidad está penada. El representante estadounidense también ha pedido ante la Asamblea General una mayor protección para las personas LGTB en todo el mundo.

Un día después de la condena del secretario general de la ONU Ban Ki-moon, el Consejo de Seguridad se reunió este lunes para emitir un comunicado de prensa de rechazo del brutal ataque. A instancias de Estados Unidos, el texto cita la orientación sexual de las víctimas como móvil de la masacre, apuntando por tanto directamente al odio homófobo. Sin embargo, los quince miembros (cinco permanentes y diez no permanentes) aceptaron la declaración de condena, cuyo primer párrafo reza:

Los miembros del Consejo de Seguridad condenaron en los términos más enérgicos el ataque terrorista en Orlando, Florida, el 12 de junio de 2016, dirigido contra determinadas personas por su orientación sexual, durante el cual fueron asesinadas 49 personas y 53 resultaron heridas. Expresaron su profunda solidaridad y condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno de los Estados Unidos. Desearon una completa recuperación a los heridos.

Sin duda, la conmoción generada por la masacre ha podido más que los prejuicios homófobos de los representantes de algunos países con legislaciones represivas contra la población LGTB. Rusia, Malasia, Egipto o Senegal, que se sientan actualmente en el Consejo de Seguridad (el primero, como miembro permanente), pertenecen al grupo de Estados que suele bloquear cualquier mención a la diversidad LGTB en las resoluciones de la ONU.

Uno de los últimos ejemplos fue la supresión de cualquier referencia al asunto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados en agosto del año pasado. Entonces, a pesar de los esfuerzos del Reino Unido y de Brasil, países como Nigeria se opusieron frontalmente a incluir la sexualidad como categoría merecedora de protección contra la discriminación. De hecho, según la representación de Estados Unidos en la ONU, se trata de la primera vez que el Consejo de Seguridad hace referencia a la orientación sexual o a la homofobia en un escrito oficial.

Estados Unidos pide una mayor protección para la población LGTB

La representación estadounidense en la ONU también hizo un llamamiento a la solidaridad con los ciudadanos LGTB en todo el mundo en la Asamblea General. El viceembajador ante las Naciones Unidas David Pressman instó a la comunidad internacional a ir más allá de la simple condena de la masacre de Orlando y trabajar activamente para proteger a la población LGTB frente a los ataques.

En la sesión que eligió al nuevo presidente de la Asamblea, el fiyiano Peter Thomson, Pressman lamentó las reticencias de algunos países a incluir la orientación sexual y la identidad de género en las resoluciones de la organización internacional. Thomson, por su parte, afirmó su compromiso con la defensa de los derechos humanos de todas las personas durante su mandato.

Fuente: Dosmanzanas

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.