Miles de personas han ido a la huelga y se han manifestado en las principales ciudades israelíes para pedir igualdad de derechos a la hora de tener hijos ante la ley de gestación subrogada que se aprobó la semana pasada e incluye a mujeres solteras pero no a hombres.

El detonante de la llamada a la huelga y a las manifestaciones fue la enmienda a la ley de gestación subrogada y la actitud frente a ella del primer ministro, Benjamín Netanyahu, quien el lunes expresó verbalmente su apoyo a que padres solteros pudieran beneficiarse de ese método, pero el miércoles votó en contra de la enmienda que lo proponía.

La organizaciones de la comunidad LGTB convocaron una huelga durante el día de ayer, que, según fuentes de la organización, fue seguida por miles de personas y apoyada mayoritariamente por la patronal.

Docenas de empresas y oficinas locales de multinacionales basadas en Israel anunciaron su apoyo en este día de protestas y dijeron que permitirían a sus empleados participar de la huelga, según informó la radio nacional Kan.

La ley de maternidad subrogada que se aprobó en el Parlamento el miércoles de la semana pasada se amplió a mujeres solteras, pero no a hombres, de modo que las parejas de homosexuales varones no podrán tener hijos a través de este método.

Como consecuencia, ayer cientos de manifestantes, que portaban banderas arcoiris y de Israel, se congregaron frente a la residencia del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Jerusalén, ante la que corearon lemas de protesta.

Durante todo el día hubo manifestaciones, tanto en Tel Aviv, donde los manifestantes bloquearon la principal arteria de tráfico, Ayalón, como en las ciudades del norte Haifa y Carmiel, y en la sureña Beersheva.

Hasta la enmienda legislativa del miércoles solo se podían acoger a la gestación subrogada parejas heterosexuales, mientras que con la modificación introducida ahora lo podrán hacer mujeres solteras y de los dos hijos por familia permitidos en la anterior versión, se aumentó a cinco.

Tyler Gregory, director ejecutivo de A Wider Bridge, con sede en Nueva York y que promueve los lazos entre Israel y la comunidad LGTB del país, ha advertido que los homosexuales harán frente a “crecientes dificultades” tras la aprobación de la ley.

“Como recién casado que probablemente buscará una gestación subrogada con mi marido, me tomo esta noticia de forma personal, y espero que nuestros seguidores también lo hagan”, ha dicho.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar