No lo sabían ni sus amigos más cercanos. Ni el cantante Elton John, que años atrás le había dicho a la famosa tenista Billie Jean King, una de las deportistas lesbianas más famosas del mundo: «si das el paso y te casas, yo cantaré en tu boda».

Solo lo sabía el alcalde de Nueva York, que la casó hace 3 años en secreto.

Billie Jean King tiene actualmente 77 años. Quizás las nuevas generaciones no conocen la importancia de Billie en todos los sentidos. Por un lado es una de las mejores tenistas que hemos tenido. Ganadora de 39 títulos de Grand Slam, por otro es una de las principales luchadoras por los derechos de la mujer en este deporte. 

La muy recomendable película «La batalla de los sexos» narra la historia de cómo en 1973 el tenista masculino número 1 varios años, Bobby Riggs, que lo único que hacía era ridiculizar el tenis femenino, la retó para un partido que finalmente acabó ganando ella. Su objetivo era dejar claro la igualdad entre hombres y mujeres, puesto que una de sus principales batallas era la igualdad económica.

Tras su victoria Billie amenazó con boicotear el Abierto de Tenis de Estados Unidos a no ser que hombres y mujeres recibieran el mismo premio económico, ya que el femenino era bastante inferior. Lo consiguió. Su lucha cambió el mundo del tenis, puesto que fue el primer deporte en ofrecer la misma retribución. 

La visibilidad lésbica fue una prueba muy dura para Billie, que tras muchos años ocultando su lesbianismo (y negándolo en la prensa) comenzó a sentir un estrés agudo, los médicos le dijeron que hasta tenía riesgo de desarrollar úlceras.

Lee también: Meredith Baxter, la actriz que «descubrió» su lesbianismo a los 60 años

Billie no quería salir del armario, eran los años 70 y ser homosexual no se veía bien. Su novia de varios años, que además era su asistente, comenzó a chantajearla cuando la relación se terminó. Acabó demandándola por manutención, y así se enteró toda la prensa.

Billie Jean King perdió muchos contratos de publicidad y medio millón de dólares en patrocinio. Su esposo, sí, estaba casada con un hombre que era como su mejor amigo, la apoyaba ante la prensa, pero no sirvió de nada. Perdió gran parte de su patrimonio en esa época, así que no le quedó otra que seguir jugando al tenis para vivir.

Se convirtió en la única mujer mayor de 60 años compitiendo en los grandes campeonatos. Solo se divorció de su marido en 1987, cuando se enamoró de Ilana Kloss, una reconocida tenista sudafricana, presidenta de la Liga de Tenis Mundial, que era su pareja de dobles, actualmente tiene 65 años. 

Billie e Iliana se casaron en secreto en 2018 y su amigos se han enterado al recibir una copia de All In, una biografía de la tenista.

Le costó dar el paso, su novia y ella, después de más de 30 años de relación, se sentían unidas de por vida, incluso llevaban anillos, pero fue una forma de agradecer una lucha activista tan dura.

“Reconocimos que tanta gente había trabajado tan duro para cambiar las leyes y darnos la opción. Emocionalmente, habíamos llegado a un punto en el que se volvió importante para nosotros formalizar nuestro amor mutuo», reconoce en su biografía. 

Lee también: Billie Jean King, madrina del Orgullo de Nueva York

La tenista ha sido reconocida con multitud de homenajes por su implicación en los derechos de la mujer y los LGTB, hasta el presidente Obama le entregó en 2009 la Medalla Presidencial de la Libertad.