Matthew Eledge y su esposo Elliot Dougherty querían formar una familia. Un día, comiendo con la madre de Matthew le contaron que tenían ganas de tener un hijo. Ella, Cecile Eledge, futura abuela muy entusiasmada se ofreció directamente para ser ella la que gestara al bebé en su útero como una madre subrogada.

Matt y Elliot se rieron, pensando que la mujer bromeaba, y cómo no, a sus 61 años veían muy difícil que llevara a cabo un embarazo.

Cuando la pareja asistió a las reuniones con los endocrinólogos reproductivos para ver las opciones de subrogación, Matt contó como anécdota el ofrecimiento de su madre para traer a su hijo al mundo, pero en ese momento la doctora Maud comentó que sí realmente estaba dispuesta podía someterse a un embarazo podía realizarse exámenes para ver si su cuerpo aún estaba dispuesto. 

VER: Esta mujer británica gesta a su propio nieto para su hijo y su marido

Después de realizarse los exámenes los médicos se sorprendieron al ver lo bien que estaba Cecile. ¡Era la candidata perfecta! Madre gestante de su propia nieta. 

A la primera transferencia de embrión Cecile se quedó embarazada. El óvulo fue donado por la hermana de Elliot, y fue fertilizado con la esperma de Matt.

Ver: Las emocionantes imágenes de unos padres gays y su gestante altruista al recibir a su hija

Uma Louise Dougherty-Eledge nació la semana pasada, con dos padres, una abuela gestante y una tía donante de óvulo. ¡Cuánto amor para esta pequeña!

“Somos muy, muy afortunados”, dijo Matt a Buzzfeed News, «aunque mi mamá y yo legalmente somos los papás de Uma. Nebraska requiere que el donador de esperma sea el padre y la persona que da a luz al bebé sea la ‘madre’, incluso si no tiene relación biológica con él. Esto se ve muy horripilante para nosotros. Digamos que NO vamos a enmarcar y colgar el certificado de nacimiento de Uma”.

Las familias LGTB en Nebraska no tienen tantos derechos como en otros estados. Por lo que ahora Elliot debe adoptar a su propia hija, un proceso largo y engorroso.  “Si yo muriera, Elliot no tendría absolutamente ninguna custodia legal sobre nuestra hija […] tenemos matrimonio gay, pero toda la estructura aún no lo ha alcanzado”, dijo Matthew.

A pesar de la situación legal de esta familia, todos están muy felices y aseguran que todo ha valido la pena.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar