Durante más de un año, la Escuela Amaranta en Chile ha ayudado a los niños y niñas trans a escapar de la intimidación y la discriminación que sufren las escuelas convencionales.

La escuela, que se cree que es la primera escuela predominantemente para menores trans*, abrió sus puertas en 2017 con solo cinco estudiantes y ahora tiene 38 de entre 6 y 17 años. La escuela lleva el nombre de la política trans mexicana Amaranta Gómez Regalado y proporciona un ambiente de aprendizaje seguro.

VER: Chile aprueba las adopciones homosexuales

Entre sus estudiantes, de 22 a 23 se identifican como trans, y el resto son hermanos, hermanas y personas afines. Muchos niños que salen como trans en Chile dejan de ir a la escuela por miedo, por lo que Amaranta se creó originalmente para permitirles poder realizar los exámenes estatales.

VER: Una chica trans consigue estudiar en un colegio solo para chicas

Una alumna de 16 años llamada Angela sufrió tanto abuso físico y verbal en su antigua escuela que consideró quitarse la vida.

«Solo quería morir, no quería existir, porque lo que me hicieron me hizo sentir muy mal».

La profesora principal de Amaranta, Evelyn Silva, dijo “El género no es tan estático. Creemos que eres un niño o una niña, pero creo que los niños van de uno a otro. Son más libres que nosotros. Creo que nosotros, como padres, o personas mayores, queremos decirles lo que son. ¿Niño o niña? Dime. A veces los niños no saben, solo quieren jugar, solo quieren crecer, solo quieren ser felices «.

La escuela es gratuita por ahora, con lecciones impartidas por profesores voluntarios. Cuenta con dos aulas, tiene una docena de profesores y se financia con aportes de la sociedad civil, como el de la junta de vecinos del barrio de Ñuñoa, al sur de Santiago, que les prestó el lugar, que ya les queda pequeño y al que le falta un comedor y calefacción. Además, Silva y la coordinadora de la escuela, Ximena Maturana, pagaron los costes de su primer año con parte de sus ahorros personales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.