[checklist][/checklist]

No quería hacer ningún tipo de publicidad, aunque fuera negativa, a la firma de mis dos nuevos personajes indeseables, los diseñadores de moda italianos Dolce y Gabbana, abiertamente gays, que han declarado en una entrevista

cover-header-11No nos convencen los que yo llamo los niños de la química, los niños sintéticos”, afirma el dúo de diseñadores, que fue pareja durante veinte años. “Úteros de alquiler, esperma escogido por catálogo… los psiquiatras no están preparados para enfrentarse a los efectos de esta experimentación…la única familia es la tradicionalNada de hijos químicos y úteros alquilados: la vida tiene un curso natural, hay cosas que no deberían cambiarse”.

Miedo me daba escribir algo sobre ellos que, después de toda esta parrafada, se han atrevido a decir «…así que nos oponemos a la adopción gay. La única familia posible es la familia tradicional«… ¿Nos oponemos?… ¿¡NOS OPONEMOS!!?

Pero ahora sí. Ahora me siento con fuerzas. Apoyado por el tremendo Ricky Martin, la estupenda Courtney Love, por el legendario Elthon John. Ahora si lo diré:

ricky ovejarosa

«@dolcegabbana sus voces son muy poderosas como para esparcir tanto odio. Despierten, es 2015. Ámense a ustedes mismos‪#‎boycottdolcegabbana‬«, tuiteó el cantante boricua y padre de gemelos.

Y es que muchas veces apuntamos con el dedo a aquellos que se pronuncian en contra de nuestros derechos, pero al poco, como nuestra memoria es vaga, les volvemos a ensalzar. Como lo acontecido con personajes como los Chunguitos, echados de Gran hermano por sus declaraciones brutalmente homófobas, y recolocados en otro reality del mismo gremio en menos de un mes gracias a lo populares que se habían hecho con la polémica.

elton-john dolce gabbana Pues ya basta. ¡Cambiemos nuestra tendencia a patalear y no ejercer nuestro inconmensurable poder como consumidores! Por favor, ¡que estas personas han afirmado en un medio público ante miles de lectores que las familias homoparentales son sintéticas, antinaturales! Realmente han ametrallado a cualquier cosa que no sea una familia tradicional a lo Iglesia Católica y Apostólica, con papá y mamá. No han dejado viva ni a la pobre inseminación artificial aunque la realice una mujer heterosexual. Les faltó decir que estaban en contra de los métodos anticonceptivos y las transfusiones de sangre. Con el fácil argumento de que no podría vivir sin su madre, uno de los componentes de la firma se ha atrevido a decir que un niño debe tener un papá y una mamá, y que es cruel obligarle a prescindir de una madre. Pues mire, señor mío, yo tampoco podría imaginar mi vida sin mi padre pero qué tendrá que ver eso con la feliz y maravillosa familia monoparental con una sola mamá que componen, por ejemplo, mi hermana y su hijo. ¡Bien orgulloso que me tienen!

Me sumo a las palabras de Elton John (ver artículo): «Vuestra manera de pensar esta tan anticuadísima como vuestra ropa…¡Cómo os atrevéis a llamar -sintéticos- a mis preciosos hijos!…Nunca mas volveré a vestir vuestra ropa«

Pues eso. Yo tampoco volveré a vestir de D&G. Ni un euro más en nada relacionado con esta firma que SE OPONE a mis derechos. Voy a ejercer mi poder como consumidor, porque estoy totalmente en contra de la homofobia que se esconde detrás de algunos personajes gays que se atreven a considerar (y considerarse) gente de segunda. Gente demasiado perversa para darle vida y hacer feliz a un niño.

Estos supuestos artistas, que mas bien podrían llamarse ecologistas por su llamamiento a las «gestaciones no sintéticas», bien podrían centrar sus entrevistas en explicar por qué introducen telas sintéticas en su ropa, y no el algodón y el lino de toda la vida, y en qué países y con qué condiciones funcionan sus fábricas.

P.D. Al cierre de esta edición, D&G respondía a Elton John llamándole «fascista»  por no respetar las opiniones de los demás. Pero chicos, no todas las opiniones son inofensivas, sobre todo cuando afirman en un medio público que SE OPONEN a un derecho fundamental de otras personas.

 

Mario Fernaud

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar