15 de mayo. Día internacional de la Familia. El día que hay que celebrar. Ni día de la madre ni día del padre, que son excluyentes y siempre dejan a algún niño, a alguna niña, sin saber bien qué se está celebrando ni con quién ha de hacerse el festejo.

Familia. Con todos los colores del arcoíris lanzados al aire. Familia. Porque nos engloba a todas. Sin importar los progenitores, ni los hijos, ni cómo se ha construido esa relación de parentesco. Es el día de todas las familias y ese concepto, esa Igualdad, hay que celebrarla.

viaje familias homoparentales

Debe ser una fiesta, sí, pero una fiesta cargada de reivindicaciones. Porque esa Igualdad, pese a todo lo avanzado, no llega por igual a todos los tipos de familia, menos aún a las familias LGTB.

La verdad es que nuestros hijos e hijas están en riesgo de bullying y exclusión social. Que el aumento de los delitos de odio apunta directamente a nuestro modelo familiar. Que la visibilidad supone riesgos y que la falta de respuestas concretas y firmes de muchas personas a la fobia LGTB+ perpetúa modelos discriminatorios. Es más, aún hay muchas familias excluidas por el Estado, maltratadas por la ley, acosadas por cierta prensa, oprimidas por ciertos grupos políticos o religiosos. Incluso hay postulantes defendiendo que construir familias no debería formar parte del ideario LGTB+, que lo nuestro ha de ser “diferente”.

Método ROPA, gestación por sustitución, FIV, inseminación, adopción, reproducción natural, acogida. La construcción familiar es personal, íntima y merecedora de respeto. Esa es la idea que debe impregnar este 15 de mayo.

Toda familia, todos los modelos, todos, deben tener el mismo trato, la misma consideración, el mismo apoyo y reconocimiento. La misma Equidad. La misma Justicia.

Sé que llegará. Llegará el día que nuestras familias -mi familia- no sean acosadas, perseguidas y denigradas por cómo las hemos construido. Sé que llegará un día en que mi hijo no sea señalado como diferente y convertido en víctima propicia para el acoso escolar. Sé que llegará un día en que todo el daño que se hace a familias LGTB+ será censurado sin titubeos por las asociaciones y colectivos LGTB+ que, al fin, levantarán la voz en nombre de todos y todas.

Llegará pero, hoy, es aún una asignatura pendiente. Por eso es importante que exista este día. Para tener una fecha común en la que reivindicar todos nuestros derechos. ¡Todos!

Estoy orgulloso de la familia que ha construido. Orgulloso de las personas que me han ayudado a llegar aquí. De Ella. Orgulloso de ser como soy: padre homosexual.

Celebraré el día de la familia. De MI familia. Esperando que algún día, sin exclusión y de verdad, sin discriminación alguna “por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, todas y todos tengamos los mismo derechos.

Perdón, una cosa más. A partir de hoy “Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.” (P. Neruda)
¡Feliz 15 de mayo!!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR