Vivimos una buena época para la diversidad sexual y de género. Aunque los avances han sido muy lentos, y han costado años de invisibilidad, prejuicios y dolor, estamos asistiendo a un proceso de apertura social que hace más fácil la integración de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero.

Las grandes marcas se preocupan por asociar su imagen a estos cambios sociales, a través de políticas de diversidad al interior de las empresas, y a través de anuncios publicitarios en los que encontramos familias compuestas por dos madres o dos padres, jóvenes que salen del armario y encuentran el apoyo cariñoso de sus familias,  historias de amor entre personas del mismo sexo, y muchos ejemplos positivos de lo que es ser LGTB.

metlifeMetlife, la multinacional de los seguros, ha dado un paso importante en temas de diversidad sexual y de género. En el blog de la marca: Seguros de las cosas que importan, hasta ahora se trataban temas de interés general, como Educación, Historias, Bienestar, siempre desde una visión heteronormativa, como suelen hacerlo las empresas, por costumbre y por temor a generar críticas entre sus clientes más conservadores.

Metlife crea un precedente al comenzar a incluir artículos claramente comprometidos con una sociedad plural y diversa.

A través de la historia de Daniela, Metlife nos mostró la lucha de los niños trans contra la incomprensión de las familias y el rechazo en el ámbito escolar. Con mucha sensibilidad nos acercó a la vida de una niña que por nacer con genitales masculinos tuvo que sufrir situaciones muy duras hasta conseguir poder afirmar su identidad y vivir en libertad. Una historia profundamente emotiva.

oveja-rosa_banner

Distinguiendo la educación como un valor vital para luchar contra la homofobia, Metlife publicó también un artículo acerca de lo que piensan los niños de la homosexualidad:

Ante una pregunta del estilo “mamá, ¿qué es ser gay?”, las respuestas claras como “una persona gay es un hombre que se enamora de otro hombre, o una mujer que se enamora de una mujer” o “todas las personas somos iguales y a la vez diferentes, existen los heterosexuales y los homosexuales. La única diferencia es de quien te enamoras y con quien construyes una familia. Alguien de tu mismo sexo o del otro”, además del tono de voz, despreocupado, natural, serán claves para determinar el tipo de persona en la que se convertirá un niño o niña.

Cuando la bandera de la diversidad es izada por celebridades, instituciones y grandes marcas, nuestra sociedad da un paso hacia adelante. Un paso que nos acerca más a la sociedad respetuosa que buscamos construir.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies