Es increíble como podemos hipotecar nuestra vida, nuestra felicidad y quiénes somos realmente solo por la intolerancia y el odio de quienes supuestamente deben querernos y aceptarnos: nuestros padres.

Lee también: Se enteran de que su hija es lesbiana y se convierten en activistas LGTB

Jake McPherson es el protagonista de esta triste historia, triste pero con final feliz puesto que finalmente se ha empoderado y ha salido del armario como un hombre homosexual.

Sus padres eran cristianos conservadores, él sabía que jamás aceptarían que fuera gay, así que decidió vivir en el armario, pero eso tuvo un coste grande para él, problemas de alcoholismo durante la universidad, de alguna manera tenía que sacar su frustración.

Lee también: La maravillosa camiseta de los padres de una lesbiana en el Orgullo

Para hacer feliz a sus padres, Jake McPherson se casó con una mujer, pero en 1998 le contó la verdad: soy gay. Ella reaccionó con mucho amor y él decidió buscar ayuda profesional para superar el alcoholismo.

En Huffington Post escribió su experiencia, la que compartimos aquí:

Lee también: 38 celebridades que han salido del armario en 2020

En 2001, habló con su madre por teléfono.

“Estaba horrorizada”, escribió McPherson. “No dijo nada sobre cómo esto afectaría mi relación con mi padre y ella, pero estaba muy molesta.

“Siempre asumí que le dijo a mi papá, pero nunca le pregunté directamente. Durante los últimos 19 años nunca pensé que mi papá no supiera que yo era gay.

Lee también: Un niño de 9 años cuenta el miedo que tiene por ser gay

“Nuestras llamadas telefónicas semanales continuaron como siempre, aunque nunca mencioné abiertamente a ninguno de los hombres con los que estaba saliendo. Pensé que estaba manteniendo la paz y que como no estaba discutiendo mi nueva vida con él, él también lo estaba ”.

Pero resultó que su madre nunca le dio la noticia a su padre.

El padre de McPherson finalmente descubrió la verdad sobre su sexualidad a principios de este año.

«El 4 de enero de 2020, a las 9.56 am, sonó mi teléfono», escribió McPherson. “Era mi padre llamando. Cuando le respondí, me dijo: ‘Se trata de esta homosexualidad. Tu madre y yo no podemos tolerar eso. No volverá a ponerse en contacto con nosotros de ninguna manera.

Lee también: Pía y Marga, la pareja de lesbianas que plantó cara al Franquismo

“Mi corazón latía con más fuerza de lo que imaginaba. Mi visión se volvió borrosa. Sentí que me atacaban físicamente. Antes de que terminara la llamada, mi padre agregó: ‘¿Me estoy expresando perfectamente?’ Le dije que sí y colgué «.

Continuó: «Allí estaba yo, repudiado a la edad de 56 años porque soy gay».

En los meses siguientes, Jake McPherson tuvo que aceptar el trauma de ser rechazado por sus padres.

Y sus hijos quedaron desconsolados, con la relación con sus abuelos hecha jirones.

En las últimas semanas, las cosas han comenzado a mejorar para McPherson. En su 57 cumpleaños, recibió una tarjeta de su madre que simplemente decía: «Te amamos».

Lee también: Esta pareja de lesbianas lleva 73 años juntas y así nos cuenta su historia de amor

“No hubo predicación. Sin veneno. Y, lo que es aún más increíble, fue la primera vez en mi vida que ella usó la palabra ‘amor’ sin que nadie se lo pidiera «.

Lamentablemente, McPherson dijo que no puede comunicarse con su madre porque sabe que su padre «interceptaría» cualquier cosa que le envíe.

Pero aún puede mantener esa tarjeta cerca de su corazón como una señal de que su madre lo ama, incluso si su padre lo rechazó por ser gay.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.