Las escuelas en Francia están dispuestas a reemplazar las palabras “madre” y “padre” por otros términos más neutros en cuanto al género. En español es complicado porque el término “parent”, que es el que se propone (‘parent1’ y ‘parent2’, en francés) viene a traducirse por padres.  Esta propuesta se llevará a cabo en los documentos oficiales en un intento de frenar la discriminación contra los padres y madres del mismo sexo.

La nueva medida se describe en una enmienda al proyecto de Ley de la Escuela de Confianza de Francia y fue aprobada en primera lectura por la Asamblea Nacional del país el 12 de febrero. Los partidarios de la enmienda argumentan que se necesita un cambio para reconocer la existencia de familias diversas.

VER: Los hijos e hijas de gays y lesbianas tienen mejores resultados escolares.

Valérie Petit, diputada al partido REM, dijo que la enmienda apunta a “afianzar la diversidad familiar de los niños en los formularios administrativos presentados en la escuela. Tenemos familias que se encuentran frente a las casillas marcadas en modelos sociales y familiares bastante anticuados. Para nosotros, este artículo es una medida de la igualdad social.”

La enmienda dice: “Para evitar la discriminación, la inscripción en la escuela, los registros de clase, las autorizaciones de los padres y madres y demás formularios oficiales relacionados con los niños deben mencionar solo a los ‘parent 1 y 2′”.

VER: Francia presenta un programa contra el acoso LGTBI en las aulas.

La Asociación de Familias Homoparentales (AFDH) es más reservada. “Al principio, acogimos con satisfacción la enmienda porque, técnicamente, permite que nuestras familias se incluyan en formas que anteriormente no lo permitían”, dijo Alexandre Urwicz, Presidente de la AFDH. Pero dijo que temía que esta formulación creara una jerarquía parental. “¿Quién es parent número 1 y quién es parent número 2 “?”, preguntó. Se decantaron por las formas inclusivas: “padre”, “madre”, “representante legal” (por duplicado).

La enmienda se presentó por primera vez en 2013, cuando Francia legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo. El cambio en la Ley ahora tendrá que ser aprobado por el Senado de Francia, y luego volverá a la Asamblea Nacional para una lectura final. Esto ha provocado un debate en las redes sociales, y muchos argumentan a favor y en contra.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar