Una iglesia mormona lanza una campaña para que los padres acepten a sus hijos gais y lesbianas

La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días nos ha sorprendido a todos. No solo por su holístico nombre, sino porque ha lanzado un vídeo autoproducido en el que aparecen unos mormones aceptando felizmente a su hijo gay. Lo más bonito es que la historia que retratan es real. Se trata de Xian Mackintosh, un joven gay que salió del armario ante sus padres y se encontró de bruces con su total abandono. Xian se quedó sin familia de un día para otro, acusado de «haber elegido el estilo de vida homosexual» y de «no tener suficiente testosterona».

Fueron años y años los que se mantuvo esta situación, donde el adolescente tuvo que salir adelante solo, pero un día algo deshizo el corazón helado de los padres. Se arrepintieron y buscaron desesperados a su hijo. «En mi mente creía que los homosexuales elegían serlo. Creía que si alguien decide serlo merece el rechazo absoluto…ahora me duelen todos los chistes que le dije, todos los malos comentarios, todas las veces que le insulté».

iglesia de jesucristoLa iglesia asegura que, siguiendo el mandato de sus creencias, no apoya el matrimonio gay, pero se ha querido implicar en la causa de la no discriminación de las personas por su orientación sexual. Algo es algo. El objetivo del vídeo es deshacer tabúes y prejuicios para que las familias mormonas acepten la sexualidad de sus hijos en lugar de abandonarles o presionarles como ocurrió en la historia que presentan. Teniendo en cuenta que promueven el principio de castidad previo al matrimonio y que no aprueban el matrimonio gay, imaginamos que su idea de aceptación para por el celibato, pero en el vídeo no se posicionan al respecto.

De cualquier manera se agradece que una iglesia, sea de la creencia que sea, se posicione contra la intolerancia, que tantísimo daño hace cada día, sobre todo a niños y adolescentes.