Hace unos meses os contábamos como la aerolínea estadounidense, Southwest Airlines, negó a una pareja gay y a sus tres hijos pequeños embarcar en su vuelo de Buffalo a Fort Lauderdale, Florida.

En esa oportunidad, mientras se formaba la típica y larga cola para embarcar, las azafatas llamaron a las familias con niños a un costado, para poder ingresar antes. Comenzaron a entrar todas las familias que tenían “papá y mamá”, pero al llegar a ésta, con dos padres, no les permitieron abordar. ¿La razón? Para la aerolínea ellos no eran una familia.

Así de horrible como lees. Pues ahora Southwest Airlines lo ha vuelto a hacer. Jacob Lapp y David Forstadt regresaban a Florida con sus dos hijas de 6 años. Cuando iban a embarcar antes, con el resto de las familias, les negaron la entrada.

La pareja pidió una explicación, pero la respuesta fue la misma. Ellos no eran una familia. Lo peor de todo es que el sitio web de la aerolínea tiene un apartado para viajes LGTB. ¡Sin sentido!

Esta pareja luchará para que el acto de discriminación no quede impune. “Somos una familia y queremos ser representados como una familia como todos los demás”, dijo Forstadt.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar