Madre+ padre e hijos. Esa es la fórmula que durante siglos se nos ha vendido como la única manera de formar familia, como la única manera válida y estable de criar hijos.

Pero no, afortunadamente cada vez conocemos más y más modelos de familia, más maneras de llevar a cabo la maternidad y paternidad. Madres y padres solteros o en pareja, con distinta orientación sexual e identidad de género.

Por eso nos ha gustado mucho esta historia y la hemos querido visibilizar. Se trata de la historia de Dylan, Willow y David.

Publicaron una foto de los 3 en redes sociales, muchos pensaron nada más velos que era una pareja gay con su hija. Pero no, dos padres también pueden ser padres de una niña sin estar casados, sin ser pareja y sin ser homosexuales.

David Lewis y Sarah Caitlin se casaron hace unos años y tuvieron a su hija Willow.  Hace poco se divorciaron y decidieron llevar el término de su relación de la mejor manera posible para así dar una buena imagen a su hija y seguir disfrutando de la niña feliz que era.

Sarah se emparejó hace un año con Dylan Lenox, se fue a vivir con él y así pasó a ser otra figura paterna para Willow.

Es la típica historia, ¿no? Pero esto va más allá de eso. Dylan se enamoró no solo de su novia, también de la pequeña Willow, y comenzó a ejercer como otro papá. David, lejos de vivir esto como un ataque se alegró de que la pequeña fuera tan querida.

Se sacaron una foto que compartieron en redes sociales junto con la historia y se viralizó.

“Ella es nuestra hija Willow. Quizás nunca sepas cómo tu amor nos cambió a todos”, escribió. “Nos hemos moldeado en una familia única, sólo por el bien de nuestros hijos para conocer el poder del amor. No sólo gané una hija, gané un hermano y un mejor amigo”, expresó en la publicación que ha sido compartida más de 150 mil veces. “Gracias Sarah por dejar que todo esto suceda”, escribió en referencia a su pareja.

“¡Willow Grace eres amada por tanta gente en este mundo y tus papis te aman!”, escribió a su hija.

La publicación ha sido compartida por más de 150 mil personas. Ha despertado muchos comentarios preciosos y otros de rechazo, como sabéis siempre hay gente que no ve más allá del modelo 1 padre + 1 madre.

No es una historia de homoparentalidad, como acostumbramos a contaros, pero sí una de diversidad familiar que vale la pena conocer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.