Cada vez más, podemos comprobar cómo en la pequeña pantalla se cuelan los personajes LGTB. Las series, como en todos los ámbitos de la vida, se han adaptado a las nuevas realidades sociales y familiares. Es lógico y normal que los guionistas normalicen una situación que existe en el día a día. Y es que: ¿quién no tiene un amigo, familiar o conocido homosexual, bisexual o transexual?

Pero lejos de esos personajes puntuales, aún a día de hoy son pocas las series cuyos protagonistas son LGTB o cuyo guion gira en torno a la temática que nos ocupa. Por ello, es muy agradable cuando te encuentras con productos como Looking.

Looking 4Os confieso que comencé a verla, de casualidad, en un fin de semana en el que “la depre” se había apoderado de mí, y en el que no tenía nada mejor que hacer. El argumento, principalmente se centra en las andanzas de un grupo de amigos homosexuales, que viven en San Francisco.

La serie, de origen americano, ha sido emitida por la HBO. El capítulo piloto fue escrito por Michael Lannan, basado en su cortometraje Lorimer. Como curiosidad, cabe destacar que de los nueve guionistas, siete eran reconocidamente homosexuales.

Pese a que la serie se inspira en otras del género como Tales of The City o Queer As Folk, nada tienen que ver ellas. Y es que si esta última supuso una revolución debido a lo explícito de sus escenas, la gran cantidad de sexo existente y por abordar temas polémicos, en “Looking”, la trama se centra en asuntos más mundanos.

Looking 2Jonathan Groff interpreta el papel de Patrick, un desarrollador de videojuegos de 29 años que no encuentra pareja y que vive con un asistente de arte, de 31 años. Este decide irse a vivir con su pareja, con todo lo que ello conlleva. A ellos se suma Dom, un camarero, de 39 años que decide apostar por un negocio propio.

Lo que más llama la atención de Looking es no sólo la temática, sino la fuerza de los personajes secundarios, que dan un hilo de continuidad a una trama en la que a veces te quedas con ganas de más. La crítica ha sido muy positiva con esta serie que, por otro lado, se puede ver de forma ligera y rápida por su ritmo y la duración corta de sus capítulos, unos 30 minutos cada uno.

Es cierto que pese a que la temática es LGTB, la serie no se centra tanto en los clichés homosexuales, al modo de Queer as Folk, sino en la vida diaria de cada uno de sus personajes. De ahí que las relaciones, los avatares de cada individuo y los problemas con los que cada uno nos enfrentamos, y que pueden estar reflejados en las historias narradas, estén presentes en cada una de las secuencias.

Looking 5Tras el éxito de la primera temporada, la HBO renovó por una segunda, que se ha emitido a principios de este año y que confieso, aún no he visto por falta de tiempo. No obstante, será la última ya que la productora decidió que no va a repetir. Eso sí, los amantes de la serie tendrán un capítulo especial a modo de película con el que se cerrará la saga.

Sin duda Looking es uno de esos caramelitos con los que te encuentras por casualidad, y que es necesario disfrutarlos sin prisas y con tiempo. La serie nos lleva a la reflexión de un día a día en el que todos estamos inmiscuidos, y que llevamos como buenamente podemos. Los personajes muestran que el éxito y el fracaso forman parte de la vida. Y es que “aprendemos a hacer las cosas haciéndolas. No existe otra manera”.

@crisda9delgado

https://www.youtube.com/watch?v=DK-y-0Hmk14

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar