Justin y Benjamin llevaban un año de relación cuando el segundo decidió que era el momento de dar un paso en la relación. Y no un paso cualquiera, ni de cualquier forma, el paso mas determinante para una pareja y de la forma mas romántica y sorprendente. En Font Myers, de donde son, no esta aún permitido el matrimonio homosexual, pero eso no ha detenido a Benjamin en su deseo de comprometerse de por vida con su hombre. Así es que Ellen aceptó echarle una mano y dejar un espacio en su programa de televisión para una pedida de mano especial.

Haciendo gala de su humor, Ellen le dijo al enamorado: “¿No te parece que es un poco pronto para casaros?” pero éste lo tenía más que claro: “Tiene que ser él”, respondió. Disfruta el momento a continuación (el vídeo esta subtitulado en inglés, pero es muy fácil de entender):

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies