Si te paras a pensar en el número de novelas con un protagonista transgénero, te darás cuenta de que la respuesta sea probablemente ninguno, ya que los personajes transexuales en la literatura hasta hace bien poco brillaban por su ausencia. Poco a poco esto va cambiando y podemos encontrar más títulos en los que se ven reflejados la realidad LGTB.

Es el caso de la literatura infantil, un género en el que comienzan a aparecer tímidamente libros en los que se ve reflejada esa realidad, los niños transgénero, para así ayudar a la normalización y la educación desde la infancia en la diversidad y la aceptación.

Es el caso de I Am Jazz, un libro del que te hablamos hace un tiempo, donde la protagonista, Jazz Jennings, nos cuenta su historia real como niña transgénero. Un título con el que la autora, con tan solo 14 años cuando salió publicado, busca ayudar a los niños y niñas que se sienten en el cuerpo equivocado y dar consejos a sus padres.

IAMJAZZpdf-1-cover

Pero otro género aún más delicado y que poco a poco va tratando el tema de la transexualidad es el conocido como Young Adult, o lo que es lo mismo, aquella literatura destinada a los jóvenes. Esos adolescentes que tienen mucha más conciencia que los niños, pero a su vez son más vulnerables si cabe.

Un ejemplo es Rethinking Normal, la historia de Katie Colina, una joven de 19 años que cuenta su reasignación de género paso a paso. Ese viaje personal cargado de dudas y de dificultades, como la aceptación por parte de su entorno, el deseo de desaparecer, el rechazo a uno mismo en ciertas ocasiones, la presión de ser “normal” o el acoso de sus compañeros, todo lo cual le llevó incluso a los 8 años a intentar quitarse la vida. Un relato en primera persona donde Katie nos cuenta como desde muy joven se dio cuenta que se sentía una niña que había nacido en el cuerpo de un niño, una infancia muy difícil y llena de sufrimiento, lo cual le hizo dar el paso y someterse al cambio de sexo en la adolescencia, lo que transformó su vida.

descarga

Por otro lado tenemos I Am J, de Cris Beam, una novela acerca de un chico transexual que se escapa de su casa en Nueva York. Bearn nos narra la historia de J, el cual siempre se sintió diferente, y que a medida que va creciendo va rechazando su cuerpo y cómo poco a poco va siendo quien realmente es. Un libro que el propio estado de California eligió como una de las lecturas recomendadas para las escuelas públicas de educación secundaria, un hecho histórico del que se debería tomar ejemplo en el resto de países, siendo el primero con un personaje transexual que forma parte de esas listas de lecturas recomendadas. Como la propia autora declaró: “La escribí como una carta de amor. Tengo una hija adoptiva transexual y una pareja con inconformidad de género. El libro fue una manera imaginativa de discernir sus heridas psíquicas y sus primeros miedos”.

i am j

Otra novela a destacar, ya que se trata de la primera con un personaje transgénero publicada en 2004 por una importante editorial además de haber ganado gran cantidad de premios literarios, es Luna de Julie Anne Peters. Un libro que trata sobre dos hermanas y que puede servir para educar a la gente, para mostrar al mundo la realidad de la transexualidad. Como indicó la misma autora, para ser auténtica y honesta con sus lectores, el narrador y personaje principal debía de tener un papel de observador, ya que a pesar de haber pasado mucho tiempo documentándose antes de darle forma a la historia, nunca podría escribir en primera persona unos sentimientos, unas sensaciones jamás vividas ni imaginables desde su pellejo, por eso decidió crear una hermana de luna, Regan. Ésta es la confidente de Luna durante toda su vida y de esa manera, a través de ella muestra al lector el hecho de nacer transgénero. Una historia que nos habla de la fuerza del amor entre hermanos.

316445

 

Está claro que el número de novelas para adolescentes con personajes transexuales va creciendo y es una forma de dar a todos los lectores, independientemente de su orientación sexual o su identidad de género una comprensión de todo lo que esto significa, además de ser un apoyo para aquellos jóvenes que se sienten identificados. Una realidad que poco a poco va estando presente en las bibliotecas y librerías de cada vez más países y pronto muchos de esos libros podrán formar parte de las lecturas recomendadas en los institutos tal como ya ocurre en California, lo cual supone un paso más en el camino hacía una sociedad donde la transfobia y la homofobia formen parte del pasado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies