Fue en 2011 cuando el Partido Nacionalista Maltés, entonces en el poder, y su opositor, el Partido Laborista, manifestaron que compartían su intención de reconocer legalmente a las parejas homosexuales. El deseo de ambos partidos de contentar a todos los públicos antes de las elecciones, y la actitud negativa del presidente George Abela, que alegaba “razones morales” para no sumarse a la propuesta, hicieron que el proyecto se quedara en papel mojado, y no resurgiera hasta nuestros días. Tres años después, el parlamento de Malta, ha aprobado por fin, el pasado lunes, el proyecto de ley de uniones civiles que equipara los derechos de homosexuales y heterosexuales, de manos del Partido Laborista, y con Marie Louise Coleiro Preca en el lugar de Abela.

La equiparación de derechos fue de nuevo anunciada por el primer ministro Joseph Muscat  y presentada en el Parlamento a finales del 2013, y esta semana ha sido definitivamente aprobada con 37 diputados laboristas a favor y la abstención de los 30 diputados nacionalistas. Simon Busuttil, jefe de la oposición, alegó que su partido estaba a favor del grueso de esta ley pero prefería que la adopción se quedara fuera del proyecto.
Malta siempre ha sido conocida como un país profundamente católico y conservador, y este cambio, aunque no haya incluido el matrimonio igualitario, supone un inmenso paso adelante para la población LGTB de la isla y de Europa. Es mas, esta ley recién nacida pasa a ser una de las más avanzadas de Europa, dejando muy por detrás a países como Italia. Malta se ha convertido, también, en el 22º Estado europeo en reconocer las uniones entre personas del mismo sexo y el 10º en permitir a estas parejas adoptar.
La población va, actualmente, algo por detrás de la ley, ya que aun el 60% de la población no aprobaría el matrimonio igualitario. Se trata de un país donde la Iglesia tiene un papel protagonista y ha presionado insistentemente en contra de la regulación del divorcio, legalizada en el reciente 2011, y contra cualquier propuesta que defendiera los derechos homosexuales, condenando a los que votaran a favor de estas leyes llamándoles “pecadores”.
Multitud de personas celebró el lunes la aprobación de la ley frente al Parlamento, que fue iluminado con los colores del arcoiris para la ocasión.
Malta_630847235

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar