Somos muchas las que llevamos un tiempo investigando nuestras opciones para embarazarnos, no solo tipos de tratamientos disponibles para mujeres lesbianas, sino que también algo muy importante: ¿Dónde nos embarazamos?

En España tenemos la suerte de que podemos acceder a buscar un embarazo en la seguridad social o en una clínica privada, y digo suerte porque aunque es de sentido común que mujeres heterosexuales y homosexuales deben tener los mismos derechos en el sistema de salud público y privado, en muchos de nuestros países vecinos no es así.

Lee también: Así son los tratamientos de fertilidad después del Covid

¿Cuál es la mejor opción?

Tengo amigas que se han embarazado en la seguridad social y en clínicas privadas. Según las experiencias de mi entorno puedo contarte cuáles son los pros y contra de cada uno.

Seguridad Social:
El punto más favorable es que el tratamiento de reproducción asistida es gratuito, aunque depende del hospital si debes o no pagar la muestra de esperma (300-400 euros aproximadamente).

Lee también: Tres tipos de madres lesbianas, tres tipos de tratamientos

Es una gran opción pero tiene varios puntos en contra, las listas de espera son bastante largas, varios meses o hasta un año, así que debes tener paciencia. Tienes un número limitado de intentos. Si tienes más de 40 no tienes posibilidades de apuntarte a la lista de espera, ni tampoco si tienes otro hijo.

Clínica privada:

Sí, lo sé, el punto negativo es que a diferencia del sistema público los tratamientos debemos pagarlos.

Como gran puntos a favor tenemos el que podemos acceder a más opciones, como el método ropa, que no se hace en la seguridad y social y es el tratamiento preferido por parejas de lesbianas, donde una aporta el óvulo y la otra gesta al bebé.

Lee también: Aventuras de una soltera lesbiana, mamá de dos

Da igual que tengas más hijos o que tenas más de 40 años, porque puedes embarazarte igual. Eso sí, el límite está en los 50 años.

Uno de los puntos fuertes y vitales para mí fue la lista de espera. Por la situación que vivimos actualmente el sistema sanitario público está colapsado, lo que ha hecho que los tiempos de espera para los tratamientos de fertilidad se hayan extendido. Hay mujeres como yo que no podemos seguir retrasando más la maternidad. Yo ya tengo 38 años.

En mi caso tenía algunos exámenes ya hechos en la seguridad social. Por lo que pude acceder en IVI a la consulta del experto gratuita. Un especialista revisa tus exámenes y te ofrece las mejores opciones sin listas de espera. Si es tu caso puedes solicitar tu revisión sin coste aquí.

Si tienes tiempo de sobra, te recomiendo la seguridad social. Si no quieres esperar tanto o quieres acceder a tratamientos como el método ropa, una clínica privada.

Lee también: ¿Cuánto cuestan los tratamientos de fertilidad y cómo financiarlos cuando no nos alcanza el presuuesto?

Si el problema es el dinero hay clínicas como la que he escogido yo, IVI, que tienen planes de financiación sin intereses, y donde incluso puedes financiar las hormonas.

Para más información te recomiendo este enlace.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.