Desde el año 2005 la ley española permite contraer matrimonio a las parejas homosexuales.  A partir de ese momento, se admite que los derechos de una pareja de lesbianas se equiparan a los de las parejas heterosexuales en cuanto a reproducción asistida se refiere.

Cuando una pareja de mujeres se plantea conseguir un embarazo, las opciones pueden ser varias: inseminación artificial o fecundación in vitro con semen de donante o  a través de un nuevo tratamiento de reproducción asistida llamado  ROPA(Recepción de Óvulos de la Pareja o Reception of OocytesfromPArtner en inglés) alternativa cada vez más extendida y demandada entre las parejas  lesbianas casadas, donde ambas se sienten más implicadas y participan más activamente en el proceso de la gestación.

Consiste en la cesión por parte de una de ellas de su óvulo a la otra para que esta pueda llevar adelante  un embarazo tras la fecundación con el espermatozoide de un donante anónimo. Se necesita una preparación hormonal por parte de las 2 mujeres. Lo habitual  es que se sincronice para hacerlo al mismo tiempo, aunque otra posibilidad  es primero congelar los  óvulos o embriones y después preparar a la que se los va a poner.

banner-fivmadrid

La mujer que da sus óvulos a su pareja debe  iniciar un tratamiento de estimulación ovárica cuando baja la regla (espontánea o tras la toma de la píldora el ciclo anterior) , suele durar entre 10-12 días. Requiere de la  inyección de una medicación hormonal  subcutánea para hacer crecer el mayor número de óvulos en sus ovarios. Una vez que la respuesta es adecuada, se programa la punción ovárica bajo sedación para extraerlos todos a través de la vagina en un proceso rápido e indoloro. Los óvulos obtenidos son evaluados en el laboratorio y son inseminados o microinyectados con los espermatozoides del donante para poder crear embriones.

De forma paralela la pareja que va a recibir esos óvulos debe de preparar su endometrio para ese momento. Ese proceso dura entre 30-45 días según el protocolo seleccionado, es más sencillo porque solo necesita la puesta de 1 inyección intramuscular y pastillas de estrógenos y progesterona para la sincronización. Antes de la punción ovárica de la pareja se ha de comprobar ecográficamente que el útero esté bien preparado para poder recibir los embriones entre 2-5 días después de la punción de su compañera. La transferencia embrionaria es un proceso más sencillo que la punción ovárica y  no requiere sedación.

Dar por hecho no a las 2 madres como biológicas es una cuestión de interpretación.

A priori, si consideramos como  madre biológica  a la responsable de generar el embrión y trasmisora de los cromosomas, sólo sería una, que es la que da el óvulo. Pero a esto hay que añadir ciertos matices. Cuando una mujer gesta un embrión generado con el óvulo de otra mujer, se sabe que puede influir en el desarrollo de ese embrión y en la expresión de los genes que tiene.  No va a trasmitir sus cromosomas y ADN al embrión,  pero sí que puede influir en su evolución, es lo que se llama epigenética.

Por lo tanto, se sabe que la mujer que gesta tiene una importante responsabilidad en el crecimiento y diferenciación del embrión que se crece en su interior. Un mismo embrión puede tener un desarrollo diferente  en un útero u otro, dependiendo de los cuidados de la madre y de las influencias externas que posteriormente reciba cuando nace.

Por otro lado, se han publicado trabajos puntuales y experimentales sobre niños nacidos tras manipular  2 óvulos de 2 mujeres diferentes.  A uno de ellos se le extrae el núcleo con su ADN y se  transfiere al óvulo de la otra mujer habiendo sacado previamente ese otro núcleo. Es lo que se llama transferencia nuclear, llevada a cabo para evitar cierto tipo de enfermedades mitocondriales. En este caso se podría decir que el embrión generado sí que tiene información genética de las 2 mujeres, de una el ADN nuclear y de la otra  el ADN mitocondrial, y las 2 mujeres se podrían considerar como “madre biológicas”, pero esta técnica  no está aprobada en España y de momento se ha realizado sólo en  casos muy seleccionados.

En la actualidad existen varias opciones para que una pareja de mujeres pueda llegar a ver cumplido su sueño de ser madres. La importancia de ser madre biológica o no se olvida cuando se es capaz de disfrutar viendo crecer y educando a ese hijo, ese proyecto común que se comparte a partes iguales.

Por Dra María Angeles Manzanares Ruiz

FIV Madrid

Clínica Madrid:
Calle Marqués de Urquijo, 26, 1D
Calle Juan Álvarez Mendizábal, 74
28008. Madrid. 915616616
consulta@fivmadrid.es

Clínica Valladolid:
Calle Divina Pastora, 1
983070920
consultavalladolid@fivmadrid.es

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies