Durante el concierto que la cantante británica dio en Melbourne, se presenció un bonito momento en el escenario. Adele invitó a subir al escenario a una pareja de chicos, Wade y Chris, y cuando se encontraban allí, el primero de ellos sacó una pequeña caja del bolsillo de su chaqueta, llevó una de sus rodillas al suelo y le preguntó a su novio si quería casarse con él.

La respuesta, como puede verse en el vídeo que os dejamos al final, fue un rotundo «Sí» que pudo escucharse alto y claro en todo el estadio.

La cantante dijo que fue una auténtica sorpresa ya que no esperaba que Wade fuese a pedir matrimonio en mitad de un estadio con 77.000 personas. «No estaba planeado«, aseguró.

Tal y como recoge la BBC, el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal en Australia (el parlamento bloqueó una propuesta de voto sobre este tema el año pasado). Sin embargo, Wade dijo que lo que realizarían sería «una celebración con familia y amigos«.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar