El príncipe Harry y Meghan Markle se han convertido rápidamente en los miembros de la familia real inglesa más queridos por el público joven.

Y es que en una institución tan anacrónica como la realeza cuesta encontrar motivos para seguir costéandola o para seguir ilusionándose con ella. Sí, me habéis pillado. Esta redactora es republicana.

Aún dentro de mi republicanismo puedo valorar acciones como esta. Harry y Meghan son una pareja que despierta mucha simpatía entre el público, sobre todo entre el más joven. Y es que sin duda dotan de mucha más modernidad a la institución que representan, son más espontáneos, más «normales», más cercanos. Fue noticia en todo el mundo que Megahn (que ya fue noticia por ser hija de una pareja interracial) quisiera dar a luz rompiendo el protocolo de la realeza, y haciendo del nacimiento un momento profundamente intimo y con escasa intervención.

VER: La primera boda gay en la realeza

Y ahora el príncipe Harry y Meghan Markle nos dan una gran noticia, este mes, Junio, reconocido como el mes del Orgullo LGTBvan a sumar apoyo a nuestra comunidad. El primer paso ha sido dedicar su Instagram a visibilizar algunas de las organizaciones «que apoyan a la comunidad LGTBQ+, viejos y jóvenes, sus familias y amigos, que se fijan en el pasado y que mantienen la esperezanza de un merecido futuro más inclusivo». Y así la joven pareja hace también un reconocimiento a la importante labor que realizó la princesa Diana, con una visita al centro de pacientes con SIDA London Lighthouse, en 1996. Diana fue realmente una ayuda al posicionar su ayuda y hacerla pública, en un momento donde ser enfermo de SIDA era una causa de discriminación. Diana causó una pequeña revolución en primavera de 1987 al inaugurar el primer ala hospitalaria de Inglaterra dedicada a enfermos de SIDA -en el Middlesex Hospital- y, delante de las cámaras, darle la mano desnuda a un paciente.

VER: El príncipe homosexual en India y su lucha por los derechos LGTB 

En 2017 Harry recogió un premio en nombre de Diana, de la revista Attitude -la publicación LGTB más importante del Reino Unido-, y en su discurso el hijo menor destacó: «su posición como princesa de Gales y mujer más famosa del mundo, para retar a todas las personas a que aprendiesen por sí mismos a encontrar su compasión, y acercarse a todos aquellos que necesitaban ayuda en vez de alejarlos».

Muy bien, Harry y Meghan, esto nos gusta mucho.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar